Juaneda recuerda la importancia de controlar las arritmias cardiacas

El doctor Eric Canales, especialista en Cardiología Clínica e Intervencionista en Clínica Juaneda

El doctor Eric Canales, especialista en Cardiología Clínica e Intervencionista en Clínica Juaneda

Detectar y diferenciar las arritmias cardiacas graves, de las que no lo son, es fundamental para la salud cardiovascular del paciente. En los últimos años, el Holter de ECG se ha convertido en el calibrador perfecto para medir el ritmo cardíaco. Es por eso, que en Juaneda se apuesta por esta tecnología en pruebas cardiológicas. El doctor Eric Canales, especialista en Cardiología Clínica e Intervencionista en Clínica Juaneda y en el Hospital General de Muro, apuesta por esta herramienta de diagnóstico para la detección de cardiopatías y otras patologías.

Si la arritmia es detectada a tiempo es tratable en el 90% de los casos, por eso se convierte en algo tan importante su detección. La arritmia es un trastorno en la frecuencia cardiaca donde el latido se presenta de manera irregular, ya sea muy rápido o muy lento, y aparece de manera intermitente, es decir, que puede trascurrir mucho tiempo entre un evento y otro. Cuando los latidos cardiacos son muy rápidos o, en contraposición, muy lentos; apareciendo espontáneamente, constituyen el síntoma más común de la arritmia.

El Dr. Canales especialista en Cardiología Clínica e Intervencionista, galardonado el año pasado con el Mérito a la Excelencia Clínica en Cardiología por la Sociedad Europea de Cardiología, es experto en la detección y tratamiento de arritmias en Juaneda. Yexplica que:”el uso del Holter de ECG, es de gran utilidad en pacientes con síntomas como palpitaciones, mareo, dolor torácico o pérdidas del conocimiento, ya que mediante su análisis nos permite detectar y diferenciar las arritmias cardiacas graves, de las que no lo son”.

Con tan solo el tamaño de un teléfono móvil, el Holter ECG, consigue registrar con total exactitud la actividad eléctrica del corazón, aportando a los cardiólogos la información precisa para futuros tratamientos. Esta prueba está indicada para detectar cardiopatías, evaluar la función del marcapasos o incluso, estudiar las respuestas del corazón ante ciertos medicamentos, entre otras muchas. El Dr. Canales destaca que: “cuando una persona tiene una arritmia cardíaca, puede durar poco tiempo, incluso segundos. Por ello, no le da tiempo al paciente a acudir a ningún centro sanitario, para la realización de un electrocardiograma.

El problema, es que cuando el paciente llega al centro sanitario, la arritmia ya desapareció. Por ello, si lleva el grabador durante el evento arrítmico, es más probable registrarlo. El único inconveniente aparecería, si el paciente no tuviera ninguna arritmia durante las 24 horas del estudio. Por lo anterior, el Holter de ECG es especialmente útil en pacientes con síntomas frecuentes”.

Para el Dr. Canales la técnica diagnóstica Holter ofrece importantes ventajas: “se trata de una monitorización cómoda, ya que durante las horas que dura la prueba, el individuo puede llevar una vida normal. La prueba se inicia con la colocación en el paciente de unos pequeños electrodos similares a los que se utilizan para realizar un electrocardiograma, que van conectados a una grabadora portátil que registra las alteraciones del ritmo cardiaco, habitualmente durante 24 horas.

Durante el estudio, el paciente realiza su vida normal, aunque se aconseja que registre en un diario cualquier sintomatología o incidencia que se produzca durante el estudio, ya que dicha información será de gran utilidad para el cardiólogo a la hora de interpretar el estudio”.

Existen distintos tipos de arritmia, en palabras del Dr. Canales: “los extrasístoles son el tipo de arritmia que se detecta con mayor frecuencia mediante el estudio Holter, y se caracterizan por latidos que se producen antes de lo que sería esperado y que, además, no siguen la cadencia normal del ritmo cardíaco. El paciente los puede percibir como sensación de vuelcos o golpeteos en el pecho o, bien pasar inadvertidos.

Esta alteración del ritmo cardiaco es la más frecuente pero a la vez suele ser la más benigna. Sin embargo, en algunas circunstancias se asocian a un incremento del riesgo cardiovascular.

No debemos olvidar, que con el Holter de ECG, es posible detectar arritmias cardíacas graves y gracias a la información obtenida mediante el estudio, pueden ser de gran utilidad para poder iniciar un tratamiento médico específico de la forma más oportuna y eficaz”.

arritmias-cardiacas¿Cuándo está indicado?

  • Detección de cardiopatías; estudio de todo tipo de arritmias cardiacas y en algunos casos de enfermedades coronarias.
  • Investigar la causa de los síncopes (pérdidas bruscas de conciencia).
  • Determinar la causa de palpitaciones en el pecho.
  • Estudiar el riesgo de presentar arritmias graves en algunos pacientes, como por ejemplo aquellos recuperados de un infarto de miocardio o pacientes con miocardiopatías.
  • Evaluar la función de marcapasos cardíacos.
  • Estudiar la respuesta del corazón ante ciertos medicamentos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud