“El Ibsalut ha de fijar ahora las carteras de servicios para acabar con la descoordinación”

P.- Si le parece podríamos comenzar por una breve descripción del servicio.

R.- El servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Son Espases es el servicio de referencia para toda Baleares. Eso significa que a este servicio se derivan los casos más complejos y más graves de las Islas. Además ofrece una asistencia de hospital de sector comarcal a una parte importante de Mallorca. Sus tres ejes fundamentales son la asistencia, la docencia y la investigación. Nuestro objetivo es sencillo, que todos los pacientes, en este caso los niños, reciban una asistencia sanitaria de máxima calidad.

P.- ¿Cuántos profesionales componen el servicio?

R.- En total somos 50 médicos especialistas en Pediatría y en estos momentos 21 médicos internos residentes (MIR) que están cursando su especialidad en Pediatría con nosotros, además de una gran cantidad de profesionales de Enfermería y auxiliares, dependientes de otras direcciones.

P.- ¿Y de qué áreas se compone este servicio?

R.- Pues de la de Neonatología, que es una de las más importantes, y dentro de ésta se cubre la asistencia al parto al recién nacido normal y al que tiene problemas, llegando al niño que tiene que estar en una UCI neonatal. Luego tenemos la UCI pediátrica, Urgencias y todas las especialidades médicas pediátricas: Neumología, Cardiología, Neurología, Endocrinología, Gastroenterología, Onco-Hematología, enfermedades metabólicas, paliativos, transporte pediátrico, Pediatría General y enfermedades infecciosas.

P.- ¿Y cuál es la actividad de esta área del hospital?

R.- Pues con los datos anuales, que son siempre muy similares, y hablando en general le puedo decir que en un año tenemos casi 3.000 ingresos, 20.000 estancias hospitalarias, 2.000 nacidos vivos, 25.000 urgencias y 18.000 urgencias.

P.- Y eso para todo Baleares.

R.- Como le he dicho, Son Espases cobre todas las Islas como hospital de referencia y una zona de Mallorca como hospital comarcal, aunque cada vez nuestra vocación es más de hospital de referencia. Ofrecemos la asistencia más avanzada para los casos más graves, más complejos, en todo lo que es posible para una población de referencia de un millón de habitantes. Y es que hay algunas especialidades que por los pocos casos que se dan en las Islas es mejor para el paciente ser atendido en otros hospitales del Estado para que reciba atención por equipos profesionales más entrenados en esas especialidades concretas.

P.- Es el caso de…

R.- Es el caso de la Cirugía Cardíaca pediátrica, algunos casos neumológicos muy complejos, los trasplantes… en l parte médica es muy poca cosa lo que se deriva fuera de Baleares, aunque es obvio que para el caso, por poner un ejemplo, de un trasplante de hígado, no habría equipos entrenados, que tuvieran suficientemente práctica, con los casos que se dan en Baleares, al menos en las circunstancias actuales.

P.- ¿Cómo se llevan las listas de espera en la atención pediátrica?

R.- Las listas de espera en nuestro servicio es algo que no me preocupa. Nosotros revisamos todas las peticiones de consultas y priorizamos aquellos casos que consideramos que se han de ver más rápidamente, de modo que esos casos no tienen lista de espera, del mismo modo que las urgencias se tratan y se ingresan si es necesario rápidamente. Esperan los casos que no suponen un problema grave para el paciente, patologías en las que no ocurre nada si se dilatan en el tiempo. Ya le digo que por el momento no tenemos el problema de las listas de espera.

P.- ¿Qué unidades son las que en los últimos tiempos han desarrollado aspectos más novedosos?

R.- Todas las unidades están en constante renovación y movimiento, por lo que yo, ahora mismo, no resaltaría ninguna en concreto. Si tuviera que hacerlo, diría que con el cambio de hospital, de Son Dureta a Son Espases, hemos realizado un gran esfuerzo en las unidades de alta complejidad como las UCIs pediátricas, tanto la de Neonatología como la de niños mayores que tecnológicamente han experimentado un cambio muy importante.

P.- Desarrollan además, tal como esta revista ya ha informado, un programa de cuidados paliativos para niños que es muy importante y uno de los pioneros en España.

R.- Así es. Llevamos dos años con esta unidad gracias a becas concedidas en su mayoría por el Govern e intentamos que el programa siga adelante. Creo es que es algo vital para los niños con problemas graves, crónicos que van a afectar a sus vidas en un periodo corto o largo, al igual que el apoyo a sus familias. Realiza una labor humanamente irreemplazable.

P.- ¿Qué destacaría a nivel tecnológico?

R.- Tenemos los tratamientos de hipotermia en las UCIs que no se realizan en otro lugar de las Islas Baleares. Consiste en disminuir la temperatura del cuerpo porque se ha visto que el daño neurológico se alivia en casos de traumatismo craneal, de sufrimiento en el parto, en estos casos. Tenemos todas las técnicas endoscópicas en Neumología o en Gastroenterología, que cada es más frecuente su utilización y cada día se aumenta el espectro de indicaciones que tienen estas técnicas.

P.- Tendrán que usar herramientas muy complejas para endoscopias en niños.

R.- Tenemos diferentes tamaños de endoscopios para poder intervenir a niños. Luego se hacen estudios de Manometría, junto con el servicio de Cirugía Pediátrica. También destacan todas las pruebas funcionales de especialidades como Endocrinología para estudios hormonales, colocación de bombas de insulina, cada vez más frecuente en niños diabéticos. Sin embargo, quiero destacar que en ocasiones, aunque el nivel tecnológico es muy importante, no solo son importantes los cambios tecnológicos, tener un buen reumatólogo pediátrico también es muy importante para poder diagnosticar bien a los niños con estas enfermedades y poder tratarlos bien, aunque no necesite de grandes tecnologías.

P.- ¿Qué áreas de investigación se están trabajando en Pediatría de Son Espases?

R.- Tenemos bastantes unidades que están realizando estudios de investigación. Por ejemplo, la unidad de Nefrología Pediátrica que junto con el doctor Félix Grasses de la UIB está realizado estudios importantes en el área de cálculos renales en niños. La unidad de Cardiología está realizando estudios en Ecocardiografía prenatal. Neumopediatría trabaja en sueño y en disfagia. Endocrinología estudia sobre vitamina D en embarazadas y recién bacidos y como éstas todas las demás desarrolla algún trabajo de investigación clínica.

P.- ¿Qué consejos daría de salud pública?

R.- Muchos. Es importante promover la lactancia materna, la prevención de accidentes, la detección precoz de las enfermedades, el screening metabólico…

P.- ¿Y a nivel de estructura, cree que el sistema es mejorable?

R.- Sí, creo que la atención pediátrica es mejorable y que sería la hora de que el Ibsalut fijara claramente las carteras de servicios pediátricos de cada hospital y que éstas estuvieran perfectamente coordinadas entre ellas. Creo que en los últimos años ha fallado esta coordinación entre centros hospitalarios.

P.- Algo importante en esta etapa de necesaria austeridad.

R.- En momentos de recursos escasos esa optimización se hace más necesaria. La primera fase de esa reforma tendría que estar orientada a optimizar la Neonatología. Pequeñas UCIs neonatales registran mayor mortalidad que las más grandes, es mejor concentrarlas. Es lo mismo que con la asistencia a los partos. Y es necesario coordinar la especialización pediátrica. Es mejor media docena de especialistas que trabajen juntos, que seis especialistas aislados, aunque luego los miembros de ese equipo se vayan desplazando a diferentes puntos de las Islas a pasar consulta.

P.- ¿Y en lo que se refiere a la Atención Primaria?

R.- Es vital la relación entre el especialista hospitalario y el extra hospitalario. Esta división es de lugar, pero para el niño no debería existir. El niño ha de tratarse lo más cerca posible de su casa y al hospital ha de venir cuando no queda más remedio. Esa coordinación es muy importante para evitar visitas hospitalarias innecesarias en el marco hospitalario o a Urgencias. Un niño no debería acudir nunca a Urgencias o al hospital sino es derivado por su pediatra o por un médico de un PAC o del 061. De ese modo se evita dar asistencia de alto nivel a enfermedades que no lo necesitan y al paciente evitarle pruebas que se le harán en el entorno hospitalario de urgencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud