Vinculan la baja fuerza muscular en la adolescencia a la muerte prematura

Una baja fuerza muscular en la adolescencia está fuertemente asociada con un mayor riesgo de muerte prematura por varias causas principales, según sugiere un estudio a gran escala publicado este martes en 'British Medical Journal'. El efecto es similar a los factores de riesgo bien establecidos para la muerte temprana, como tener sobrepeso o presión arterial alta, por lo que los autores aconsejan a los jóvenes, especialmente aquellos con una resistencia muy baja, a practicar ejercicio regularmente para mejorar su estado muscular. Un alto índice de masa corporal (IMC) y una presión arterial alta a una edad temprana son factores de riesgo de muerte prematura (antes de los 55 años), pero si la fuerza muscular en la infancia o en la adolescencia puede predecir la mortalidad no estaba claro. Según este estudio, la fuerza muscular alta se asoció con un riesgo entre un 20 y un 35 por ciento menor de muerte prematura por cualquier causa y también de enfermedades cardiovasculares, independientemente del IMC o la presión arterial.

Los adolescentes fuertes también tenían un riesgo entre un 20 y un 30 por ciento menor de muerte prematura por suicidio y tenían hasta un 65 por ciento menos de probabilidades de tener un diagnóstico psiquiátrico, como la esquizofrenia y los trastornos del estado de ánimo. Así, estos resultados sugieren que los individuos físicamente más débiles podrían ser más vulnerables mentalmente, según los autores de la investigación. En contraste, los adolescentes varones con el nivel más bajo de la fuerza muscular mostraron mayor mortalidad por cualquier causa y también más muertes por enfermedad cardiovascular y suicidio antes de los 55 años. Durante los 24 años de seguimiento de adolescentes masculinos de 16 a 19 años, 26.145 participantes (2,3% del grupo) murieron, siendo el suicidio la causa más común (22,3%) en comparación con las enfermedades cardiovasculares (7,8%) o el cáncer (14,9%).

El equipo de investigadores, dirigido por el profesor Finn Rasmussen, del Instituto Karolinska, en Suecia, halló también que las tasas de mortalidad por cualquier causa (por 100.000 años-persona) oscilaron entre 122,3 y 86,9 para los adolescentes más débiles y fuertes, respectivamente, tarifas que para las enfermedades cardiovasculares fueron de 9,5 y 5,6 y para el suicidio, de 24,6 y 16,9. Así, los autores concluyen que la baja resistencia muscular en adolescentes “es un factor de riesgo emergente para las principales causas de muerte en la edad adulta, como el suicidio y las enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud