Desarrollan un test en sangre para detectar el cáncer de mama

Científicos del Cancer Research UK, el Imperial College de Londres y la Universidad de Leicester, en Reino Unido, han desarrollado un test sanguíneo para el diagnóstico precoz del cáncer de mama que, según los primeros estudios realizados, podría ser incluso más preciso que las mamografías. La prueba, según sus creadores, ayudará a reducir tanto el estrés como la preocupación de las mujeres que se someten a una mamografía. No obstante, el objetivo es que también pueda utilizarse para detectar otros tipos de tumores como el cáncer de pulmón. La clave está en la identificación de marcadores en el ADN que indican la presencia de cáncer de mama y pueden ser detectados a través de la sangre.

Tras las primeras investigaciones realizadas, los científicos van a iniciar ahora un ensayo con 500 mujeres que participan en un programa de cribado de este cáncer. Una vez tomadas las muestras sanguíneas, se comparará el ADN de aquéllas a quienes ya se les ha diagnosticado la enfermedad con el de mujeres sanas, para estudiar si los marcadores que se detectaron en el ADN son consistentes. Según ha explicado a la BBC el profesor Charles Coombes, quien dirige el estudio en el Imperial College, “cuando una mujer tiene cáncer de mama se puede saber analizando el ADN en su sangre, y lo que se está tratando de descubrir ahora es el motivo por el que estos signos aparecen tan pronto”. Si el ensayo es exitoso, afirman los científicos, llevarán a cabo otro estudio más amplio para investigar si la prueba puede ser utilizada como herramienta de diagnóstico fiable en mujeres de mediana edad y de edad avanzada.

La doctora Jacqui Shaw de la Universidad de Leicester, afirma que esta investigación es “fascinante”, ya que “significa que algún día podríamos contar con un análisis de sangre que detecte los signos más precoces de cáncer”. “Esto significa que las mujeres podrían someterse a una prueba anual de sangre en lugar de una mamografía, lo que evitaría la preocupación y la ansiedad que experimentan las mujeres cuando después de la mamografía se les llama para someterse a más investigaciones. Todo para que al final descubran que no tienen cáncer”, ha aseverado. Además, la investigadora también ha avanzado que la prueba podría indicar qué tipo de fármacos pueden ser más efectivos para cada subtipo del tumor de cada paciente y si estos fármacos están funcionando. “Actualmente no podemos vigilar a las pacientes con cáncer de mama después de que se han sometido a cirugía y tratamiento. Lo que es como tratar la diabetes sin poder medir los niveles de glucosa en la sangre”, ha insistido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud