Los suplementos de vitamina D no sirven para evitar los resfriados

Aunque algunos datos han sugerido una asociación inversa entre los niveles séricos de vitamina D y la incidencia de infecciones de las vías respiratorias (resfriados), los participantes en un ensayo controlado aleatorio que recibieron una dosis mensual de 100.000 UI de vitamina D3 no experimentaron una reducción significativa de la incidencia o severidad de los resfriados, según un estudio publicado en la revista 'JAMA'.

David R. Murdoch, de la Universidad de Otago, en Christchurch (Nueva Zelanda), y sus colaboradores realizaron un ensayo aleatorio para examinar el efecto de la suplementación con vitamina D en la incidencia y severidad de infecciones de las vías respiratorias altas en adultos sanos. El estudio, realizado entre febrero de 2010 y noviembre de 2011, incluyó a 322 adultos sanos de Nueva Zelanda. Los participantes fueron asignados al azar para recibir una dosis inicial de 200.000 UI oral de vitamina D3, luego 200.000 UI un mes más tarde, y después una dosis de 100.000 UI mensual, o placebo administrado en una dosificación idéntica, en un total de 18 meses. El nivel promedio de 25-hidroxivitamina D (25-OHD) de los participantes en el inicio del estudio fue de 29 ng / ml. La suplementación con vitamina D aumentó estos niveles a más de 48 ng / ml durante todo el estudio. Hubo 593 episodios de infecciones de las vías respiratorias en el grupo de la vitamina D, y 611 en el grupo de placebo.

Los investigadores notaron que no hubo diferencias estadísticamente significativas en el número de resfriados por participante (en promedio, 3,7 por cada persona en el grupo de vitamina D, y 3,8 por persona en el grupo placebo), la duración de los síntomas por episodio (un promedio de 12 días en cada grupo), el número de días de trabajo perdidos, o la gravedad de los episodios. Según los autores, el principal hallazgo de este estudio es que una dosis mensual de 100.000 UI de vitamina D3 en adultos sanos no reduce significativamente la incidencia o severidad de los resfriados. Sin embargo, se necesita más investigación para aclarar si existe algún beneficio de la suplementación en otras poblaciones y con otros regímenes de dosificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud