“Hay que contar con los médicos, no podemos volver a una situación extrema”

El doctor Antoni Bennàssar analiza para Salut i Força la situación del sector profesional de la medicina balear en este momento de crisis y conflictos. El presidente del Ilustre Col•legi Oficial de Metges de les Illes Balears es tajante en la defensa que hace la institución colegial a los médicos afectados por las reformas y reducciones salariales que considera injustas e innecesarias, en el contexto de la aparición de una sentencia que, a su juicio, no impide que los facultativos de las Islas sigan equiparados a los del resto de España.

P.- Las cosas están así. El Govern ha entrado en conocimiento de que existe una sentencia, confirmada por el TSJIB que ordena anular el acuerdo que se alcanzó en 2008 entre el Sindicato Médico y el Ibsalut para aumentar los honorarios de los facultativos del sistema sanitario público. Y entiende el Govern que esa sentencia impide seguir pagando los pluses y tal vez incluso pedir que se devuelvan. ¿Cómo se afronta esta situación desde el Colegio de Médicos de Baleares que usted preside?

R.- Ya desde el momento en que nos dimos cuenta de cuál era la situación, prácticamente el mismo viernes en que se produce el anuncio, desde el Colegio de Médicos ya tomamos una postura muy clara y lo hizo el presidente en función de sus atribuciones. Ésta fue hacer saber a la opinión pública que aquello era un mazazo brutal respecto a las expectativas de los médicos. Dejamos muy claro, muy claro cuáles eran las circunstancias en las que había producido esta sentencia, es decir, la denuncia de CCOO, UGT y CSI-CSIF y dejamos muy claro en que no podríamos volver atrás, a una situación casi extrema de cobrar 17 euros por hora de guardia. La situación para los médicos que están ganando del orden de 2.000 euros, sin contar las guardias, sería totalmente insostenible. Los médicos estamos haciendo esfuerzos para que nuestro trabajo diario siga permitiendo que la sanidad española siga siendo una de las mejores del mundo y para que los enfermos perciban lo menos posible la situación que se está viviendo en general actuando con un profesionalismo que me gustaría que pudiera ser reconocido por la sociedad.

P.- Veo que es una postura contundente y clara desde el primer momento. ¿Por qué, entonces, ciertos comentarios achacando tibieza al COMIB?

R.- Ya desde el mismo sábado por la mañana tras el anuncio desde el Govern dejamos muy claro nuestro apoyo al Sindicato Médico de Balares (Simbal). El Colegio tuvo que convocar una Junta de Gobierno, era lo que correspondía en esos momentos, desde la que se emitió un comunicado muy claro en el que decíamos que apoyábamos a todos los médicos afectados por esta sentencia, nos retrotraíamos al cumplimiento del convenio pactado cuatro años antes. Hablábamos de una situación extrema de lo que es nuestra aportación a la crisis en general. Y reivindicábamos que los médicos debemos ser copartícipes de todas las decisiones que se tomen en el ámbito de la sanidad.

P.- O sea que de tibieza, nada.

R.- Nada. Con esto quiero salir al paso de algunas informaciones o comentarios que han aparecido o se han hecho respecto a una posible tibieza del Colegio de Médicos. Ya hemos aparecido, desde la Institución Colegial, denunciando la decisión del cierre de dos hospitales. Dijimos a través de la prensa que era una decisión mal tomada, insuficientemente meditada. Nos adherimos al grupo de Atención Primaria que se formó –y aquí hubo una asamblea que no organizamos nosotros –que preconizaba la postura de ese colectivo. El Colegio de Médicos ha actuado siempre, en esos conflictos, en defensa del médico.

P.- ¿Pero qué opina desde un punto de vista jurídico de la necesidad de acatar la sentencia y de ese modo dejar de pagar los complementos?

R.- Hemos pedido dos informes, a nuestras asesorías jurídica y laboral, que estamos pendientes de que nos lleguen. En ocasiones es necesario hacer estas consultas para poder emitir dictámenes. Antes de esos informes ya puedo decir, tras una lectura preliminar de la sentencia, y en eso coincidimos con el Simebal, que una cosa es la aplicación de esa sentencia y otra cosa muy diferente es el hecho de que se pueden seguir pagando los complementos salariales. El aumento de las retribuciones que se produjo como consecuencia de una equiparación a las condiciones salariales de los médicos del resto del Estado es algo intocable, absolutamente intocable. En la nota que hemos emitido ha aparecido el apoyo del Colegio a los médicos que se han visto afectados por la aplicación de la sentencia. En el Colegio creemos que ha actuado de forma absolutamente certera en cuanto a la defensa de los colegiados afectados por esta situación.

P.- Hace poco se ha suscitado una controversia, desde la oposición al gobierno colegial, en torno a unos viajes de médicos pagados por el Colegio…

R.- Quedó muy claro y lo demostramos fehacientemente mostrando toda la documentación pertinente que ese viaje no lo había costeado el Colegio de Médicos y que todos los médicos que habíamos viajado a Bruselas, atendiendo a esta invitación del Grupo Parlamentario Popular Europeo nos lo pagamos de nuestro bolsillo. Fue un viaje muy interesante porque nos permitió analizar toda la información al respecto de la normativa transfonteriza que será de complicado cumplimiento a partir del mes de octubre del año 2013.

P.- Con toda la que está cayendo, ¿cómo va a ser la celebración de la Patrona de este año?

R.- Entendemos que la celebración de la Patrona, como se había hecho tradicionalmente, no se va a hacer y se va a desarrollar puramente un acto institucional. Entendemos que los médicos que han cumplido 50 y 25 años y los premiados en los certámenes científicos colegiales se merecen el homenaje de la profesión. Y lo haremos, en una muy austera ceremonia institucional. La situación es la que es y el Colegio es muy sensible a lo que estamos viviendo los médicos. Por eso la Junta de Gobierno ha decidido suspender cualquier celebración que pueda derivarse de lo que es la Patrona y ceñirse a los actos institucionales. Y estos actos serán además un buen escaparate para que desde el Colegio de Médicos demos nuestra opinión al respecto de todo lo que está pasando, de cómo vemos la situación actual de la sanidad.

P.- Cada año la fiesta de la Patrona es tal vez un buen momento para hacer balance respecto año anterior.

R.- Este balance tiene que hacerse de dos maneras. Desde el punto de vista colegial estamos muy contentos por las diferentes actividades que hemos hecho en materias como la atención al médico enfermo con el programa Paime, la creación del nuevo patronato científico que ha desarrollado con gran interés y entrega el doctor Ballesteros. El objetivo de este patronato es intentar hacer de altavoz y de coordinador de todas las actividades científicas de nuestra comunidad y que ya está comenzando a dar sus frutos. Ya se puede acceder a la página web y en tiempo real se ven todas las actividades científico médicas que se están realizando tanto a nivel de la Real Academia, los hospitales, las clínicas privadas y sociedades.

P.- ¿Y desde la otra perspectiva?

R.- Dentro de este balance, decir que estamos llevando una política de austeridad, como no puede ser menos. Y desde el punto de vista de la visión general de la sanidad, desde el Colegio de Médicos estamos preocupados de la evolución de los acontecimientos desde el mes de mayo o junio de 2011 al mismo momento de 2012. El médico ha perdido poder adquisitivo. Pero lo que no ha perdido es la capacidad de asombrarse viendo cómo puede cambiar de un año para otro en cuanto al trabajo que hacemos en los hospitales, en las consultas médicas, etcétera. Siempre hemos estado a la vanguardia a la hora de reclamar a la Administración que el papel del médico a la hora de afrontar la reducción del gasto es fundamental. Nunca una medida para ahorrar dentro de la gestión sanitaria se puede tomar sin tener en cuenta de alguna manera al profesional. Respecto a las medidas que se pueden tomar en ese ámbito de reducción de gastos está claro que es necesaria y posible una optimización de los recursos.

P.- ¿Qué opina del aplazamiento del cierre de los hospitales Joan March y General?

R.- Ahora que se ha dicho que no se van a cerrar [al menos hasta la apertura del reformado Son Dureta como nuevo centro sociosanitario] el Colegio está encantando con la noticia y espera que e puedan seguir manteniendo dos hospitales que han sido santo y seña de la sanidad balear durante mucho tiempo. Prácticamente todos los mallorquines tenemos un familiar que ha sido atendido allí.

P.- Se acerca un verano con una posible huelga de médicos encima de la mesa.

R.- Está claro que todos los médicos tienen el derecho de huelga. Desde el Colegio de Médicos entendemos que los derechos constitucionales tienen que ser iguales para todos. Lo que espero que todo esto se solucione restituyendo a los médicos los derechos adquiridos en el convenio que se alcanzó en el año 2008 y en las que se nos equiparó al resto de las CCAA del Estado. Esperemos que todo se solucione. Esperemos no tener que llegar a la huelga, pero lo que sí está muy claro es que desde el Colegio de Médicos pedimos que el convenio que se estableció en su momento entre el comité de huelga (en 2008), que era el Simebal, y el Ibsalut, se siga manteniendo. Y que en todas las medidas que se tengan que tomar por parte del Govern, se cuente con los médicos. Agradezco las palabras de la Consellera estos últimos días al apoyar el convenio del 2008 y su intención de solucionar el problema que se ha creado por la discusión de la aplicación de la sentencia, esperando que al final todo pueda solucionarse satisfactoriamente para todos, un Govern atenazado por una sentencia y unos médicos que nos hemos visto envueltos en tal dramática situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud