“Sin el MIR y la investigación no podemos aspirar a mantener la calidad asistencial”

La doctora Isabel Borras es la responsable de Formación e Investigación de la Conselleria de Salud, lo que supone trabajar con los programas de residentes, los MIR, y los programas de investigación sanitaria. Desde su departamento se capea, como en el resto, el oleaje de los recortes, aunque tal vez con menos intensidad que en otros ámbitos. La semana que viene se reúne con los tutores de los MIR, tras los rumores, infundados, de dimisiones por los recortes. La doctora Borrás es optimista. Sin formación e investigación no se puede mantener la calidad asistencial y eso es algo que en el Govern está muy claro.

P.- Ha pasado mucho tiempo desde que comenzara el programa MIR en los hospitales de Baleares.

R.- Sí. En 1978 se inició en el Hospital de Son Duerta, con la primera promoción de Médicos Internos Residentes. Unos pocos, comparadas a las 151 plazas que tenemos ahora. En Baleares la formación MIR arrancó al poco de que lo hiciera en toda España. Se empezó con las especialidades en Medicina de Familia, Medicina Interna, Cirugía general… Y se sentaron las bases del que sin duda es uno de los mejores modelos de formación de médicos del mundo.

P.- De Son Dureta, al resto de hospitales públicos.

R.- Así es. Son Dureta fue el primero en acreditarse como docente. Posteriormente en la legislatura 2003-2007 se acreditó el Hospital de Son Llàtzer para formar MIR, con las especialidades de Medicina de Familia, Internistas, Ginecología, Trauma… luego vinieron las acreditaciones de Can Misses, en Ibiza, con Medicina de Familia, Psiquiatría y Medicina Interna el Hospital de Manacor con ginecología y obstetricia, traumatología y Psiquiatria y el Mateu Orfila, en Menorca, con Medicina de Familia. En estos momentos en el Hospital Universitario de Son Espases se forman residentes en todas las especialidades, excepto en la de Alergología.

P.- ¿Cómo han evolucionado los programas MIR en estos casi 35 años de historia?

R.- La evolución ha sido muchísima. Gracias a los MIR tenemos en España uno de los mejores sistemas de formación del mundo. Antes el médico tenía que ir al Colegio de Médicos y escogía la especialidad a que quería dedicarse y se especializaba de una forma no reglada. Fue al final de la década de los setenta cuando empezó la vía MIR que era mucho más restrictiva. Recuerdo que llegaban a presentarse más de 20.000 médicos para 1200 plazas. Ya por aquel entonces la formación que se ofrecía era más o menos reglada: el catedrático o el jefe de servicio y los adjuntos ofrecían esta formación al residente. Ahora cada vez esa formación está más regularizada. Se siguen de forma más estricta los programas de cada especialidad existen guías formativas, el libro del residente y comisiones de evaluación al final de cada año y al final de la residencia y por parte del Ministerio de sanidad se hacen auditorias docentes en las que se evalúa el seguimiento de los programas de formación de los hospitales.

P.- El periodo MIR es eminentemente práctico…

R.- Así es. Pero eso no quita que haya que estudiar mucho. De hecho, creo que es en este periodo cuando se estudia más, más incluso que en la Universidad. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que antes de una intervención quirúrgica el día antes te tienes que repasar la anatomía, los planos por donde vas a intervenir, la fisiología. Tienes que estudiar siempre.

P.- Con una dirección.

R.- Claro, es ahí donde el papel de los tutores es muy influyente, porque son los que te ayudan, te dicen lo que has de estudiar y dónde están los artículos libros, los medios que necesita el MIR, tus áreas de mejora y te apoyan en todos los momentos. El residente sin tutorizacion tiene una formación deficitaria.

P.- ¿Suspenden mucho los MIR?

R.- No, muy poco. Antes no suspendía ninguno. Ahora algunos pocos. Cada año la comisión de evaluación del hospital en la que está su tutor, el presidente de la Comisión de Docencia del Hospital y un miembro de la Comunidad Autónoma presente, lo evalúa. Se lee una memoria que ha escrito y se le hacen preguntas. El médico residente está en una buena situación para poder aprender, ya que tiene un sueldo, aunque bajo, que le permite una total dedicación. En teoría el MIR debería dedicar mucha parte de su tiempo a estudiar incluso las tardes.

P.- Además, el periodo de residente es el mejor modo de conocer cómo funciona un hospital.

R.- Así es. Es el momento en el que entras en un servicio y conoces lo que va a ser su trabajo, cómo se piden las pruebas, conocen los protocolos de cada servicio y del hospital en general, es el núcleo de funcionamiento del hospital en el que probablemente vas a desenvolverte profesionalmente durante el resto de tu carrera.

P.- Imagino que en estos años, los servicios hospitalarios de Baleares que instruyen a residentes se habrán ganado su prestigio y habrá algunas especialidades que serán muy solicitadas por los estudiantes.

R.- Así es. Es cierto que los hospitales de Madrid o Barcelona son los mas solicitados, pero los nuestros también tienen su prestigio. Por ejemplo, para realizar la residencia de Enfermería en la especialidad de Matronas, Mallorca es uno de los primeros sitios en escogerse. En la última Auditoria que realizó el Ministerio (Septiembre de 2011) uno de los aspectos en que sobresalíamos con respecto al resto de Comunidades Autónomas era el nivel de satisfacción de los residentes al finalizar la residencia.

P.- ¿Se imagina uno qué especialidad va a realizar cuando entra en la Facultad de Medicina?

R.- No. Son muy pocos los que desde el primer día dicen ‘quiero ser esto’ y lo mantienen. Lo más normal es que a en la medida que profundizas en el estudio de las diferentes especialidades te gusten casi todas. Por otra parte, lo que en ocasiones sucede es que te interesa una especialidad pero a la hora de hacer el MIR no hay suficientes plazas y tienes que hacer otra.

P.- ¿Qué ha pasado con los tutores MIR, se ha dicho que se había presentado una ola de dimisiones por los recortes?

R.- En la Dirección general de forma oficial, al menos, no tenemos conocimiento, aunque es cierto que nos han llegado rumores. Es cierto que hay malestar, y desacuerdo como en otros ámbitos. La semana que viene [el lunes 21, día en que este número de Salut i Força sale de imprenta] hay una reunión con el director general, el doctor Federico Sbert. Hay que tener en cuenta que los tutores de los MIR no cobran por ese cometido, y tienen mucho trabajo. Se había acordado darles un día libre más al mes, pero muchas veces no se puede cumplir por la presión asistencial. Y ya digo que tienen trabajo extra, hacer la guías, entrevistarse con los MIR, evaluarlos, cumplimentar informes para el ministerio, encargarse de sus rotaciones etcétera. Pero son personas muy comprometidas y esperamos que entiendan la situación.

P.- Parece ser que se pedía que esas 2,5 horas que van a tener que trabajar más los profesionales sanitarios, los tutores pudieran dedicarlas a formación. ¿Qué le parece?

R.- Me parece que sería lo ideal. Creo que está en el ánimo de la Conselleria, como lo está apoyar al cien por cien a los tutores o a los MIR, entendiendo que las medidas de ahorro son coyunturales, y que pasarán cuando se solucionen los problemas. Sin el sistema MIR y sin la investigación que tenemos no podemos aspirar a mantener la calidad asistencial que en estos momentos estamos ofreciendo.

P.- Hablemos, pues de investigación. ¿También habrá muchos recortes?

R.- Intentaremos que no decaiga. Ayer [el jueves 17 de mayo] tuvo lugar un patronato en el que se acordó la fusión de las Fundaciones Mateu Orfila y Fundación de Investigación de las Islas Baleares Ramón Llull. Creo que es necesaria una reordenación de lo que tenemos, crear una cartera de servicios en investigación para poder definir lo que hay y a dónde vamos. Pero por ahora todo está en marcha, hemos sufrido muchos recortes de los fondos procedentes de Madrid que de la CAIB.

P.- ¿Nuestros investigadores médicos tienen prestigio internacional?

R.- Mucho. En aparato respiratorio, con las investigaciones sobre el EPOC, en Oncología, con los trabajos sobre el sarcoma que son un referente mundial, los investigadores del IUNICS con sus trabajos sobre la dieta mediterránea, son buenos ejemplos de ese prestigio.

P.- ¿Cómo ve el futuro?

R.- Tengo esperanzas de que mejore. Los tutores de los MIR, que son gente muy comprometida, entenderán lo que sucede y que el ánimo de la Conselleria es ayudarlos luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud