“La innovación tecnológica y la adecuación de la cardiología intervencionista es nuestro objetivo en beneficio del paciente”

Armando Bethencourt, jefe de servicio de Cardiología
Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario Son Espases

El 15 de septiembre el equipo de cardiología intervencionista contabilizó 10.000 angioplastias coronarias. El programa se inicio en junio de 1992 en el Hospital Universitario Son Dureta. El primer año solo se hicieron nueve angioplastias de un total de 254 procedimientos. El volumen fue creciendo año tras año hasta sobrepasar los 33.000 procedimientos de cateterismos y las 10.000 angioplastias. Por este motivo el equipo de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista festejó con un almuerzo un hecho tan importante en Baleares.

P.- ¿Cuál es el trabajo en el Servicio de Cardiología de Son Espases?

R.- El objetivo del Servicio de Cardiología de Son Espases es dar cobertura a toda la asistencia Cardiológica de la comunidad. Tenemos una serie de herramientas diagnosticas y terapéuticas que no tienen otros hospitales como son hemodinámica, electrofisiología o cirugía cardiaca. La hemodinámica es diagnostica y terapéutica, de ahí viene el concepto de cardiología intervencionista, porque incluyen todas las intervenciones que se hacen en los laboratorios de hemodinámica. La mayoría ésta dirigida al paciente coronario y un porcentaje entre el 10-20 por ciento a patologías congénitas o estructurales.

P.- ¿Cuándo se refiere a congénitas están incluidos los niños y niñas?

R.- Si. Afortunadamente niños con cardiopatías congénitas en Baleares no hay muchos y hacemos pocas intervenciones.

P.- Puede describirnos como fueron los inicios en el laboratorio de hemodinámica.

R.- Comenzamos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos en el año 1992. Los procedimientos terapéuticos iniciales fueron en enfermos coronarios a quienes se les hacían angioplastias. Como en esa época no existía ningún convenio para cirugía cardiaca en Baleares solo se podían hacer angioplastias a enfermos que, claramente, no tuvieran otra solución y que no fueran de alto riesgo. La cardiología intervencionista no solo realiza angioplastias coronarias, a partir del año 1993 se empezaron hacer las técnicas de intervención sobre válvulas, cardiopatías estructurales y congénitas.

P.- El 15 de septiembre se hizo la angioplastia número 10.000, ¿Cómo ha sido la evolución?

R.- Desde los primeros 9 casos del primer año, ya en el 2000 realizamos 530; en el año 2005 unos 680; en el 2009 fueron 902; y en el año 2010 se hicieron menos porque nos afectó el traslado al hospital Son Espases. El 2011 se cerrará sin duda con más de 900.

P.- Pero existe un cambio importante en la actividad en el año 2006.

R.- Hasta el año 2005 el número de angioplastias primarias no era muy elevado. En el año 2006 se confirman por la comunidad científica internacional que la angioplastia es mejor que el fármaco trombolítico en el paciente con infarto agudo de miocardio. Entonces se recomienda la creación de una organización que permita que el paciente pueda ser trasladado en las primeras dos horas a un laboratorio de hemodinámica para colocarle un catéter balón en la arteria coronaria ocluida, abrirla y mejorar el flujo sanguíneo al territorio infartado.

P.- Es entonces cuando en Baleares se crea el Programa Código Infarto.

R.- A partir del año 2007 pasamos de las 150 angioplastias a 340 al comenzar el programa ‘Código Infarto’ con la organización del traslado rápido de los pacientes hacia el laboratorio de hemodinámica. El paciente que tiene un infarto esta en casa o en la calle y avisa al sistema sanitario. Se persona un médico del 061 quien si sospecha que es un infarto realiza la ‘Llamada única’ una conversación a tres entre el 061, el médico asistencial y el hemodinamista de Son Espases. Si el hemodinamista de Son Espases (que esta localizado es decir no tiene porque estar de forma presencial en el hospital) cree que el paciente debe acudir al laboratorio se activa el ‘Programa Código Infarto’ y el paciente es trasladado a Son Espases a ningún otro hospital aunque este cerca de estos. El hemodinamista debe abrir la arteria al paciente y colocarle la mayoría de las veces un stent (molleta metálica) en un periodo de 90 minutos entre el traslado y la intervención.

P.- El número de esas llamadas es una cifra alta.

R.- En Baleares se atienden unos 600 infartos al año. Aproximadamente hay 40 llamadas al mes que son susceptibles de someterse al Código Infarto.
En lo que va del año 2011 hemos recibido 448 llamadas para urgencias hemodinámicas.

P.- En las otras islas Menorca, Ibiza y Formentera.

R.- El programa esta establecido según el momento del día, porque el helicóptero no puede volar por la noche. El programa establece en estas islas que si el enfermo no tiene contraindicación de hemorragia se le da el fármaco trombolítico, si no se le pude administrar o falla se le traslada hasta Son Espases.

P.- El Servicio ha sido trasladado desde Son Dureta a Son Espases, ¿Cómo fue el cambio?

R.- Desde el punto de vista de la situación de Son Dureta a Son Espases nosotros hemos ganado fundamentalmente en espacio y en la organización. Ahora estamos todos en una misma área. La coordinación es mayor porque hay un sistema informático, que aunque todavía tenemos que dominarlo, te permite coordinar la asistencia bastante bien. Desde el punto de vista técnico cardiología esta prácticamente igual, es decir, tenemos las mismas técnicas que se hacían en Son Dureta se hacen con algún equipamiento superior.

P.- Pero la Unidad de Día Cardiaca es una nueva sección.

R.- No se ha mejorado. En Son Dureta teníamos un pasillo y dos pequeñas habitaciones. En Son Espases la Unidad de Día dispone de ocho camas con lo que evitamos el ingreso de muchos pacientes, es decir, entre el 60-70 por ciento de las personas que hemos tratado en un día se marchan a su casa. Repercute en un menor coste económico para el hospital y sobre todo en beneficio para el paciente. Es algo nuevo que hemos conseguido y es una de las ventajas de Son Espases.

P.- En investigación qué estudios están llevando a cabo en el Servicio de Cardiología.

R.- Realizamos investigación clínica, participamos en diversos estudios nacionales e internacionales multicéntricos y algunos propios solo del hospital que son la base de publicaciones en revistas científicas. Colaboramos con otros hospitales en la puesta en marcha de nuevos proyectos lo que ocurre es que ahora con la crisis internacional todo nuevo proyecto tiene que estar muy justificado. Precisamente Son Espases ha creado una Comisión Científica en la que participo como miembro se denomina ‘Comisión de valoración de innovaciones tecnológicas (CVIT)’. El objetivo de esta comisión es detectar que tecnologías son recomendables para el hospital según el grado de seguridad y eficacia. En la innovación tecnológica no se trata de tener más aparataje sino de buscar nuevas formas de organización para sacar un mejor rendimiento al trabajo en beneficio de los pacientes.

P.- Cómo será el futuro de la cardiología intervencionista.

R.- El futuro de la cardiología intervencionista, pese a la crisis económica actual, es previsiblemente favorable. La innovación tecnológica y la adecuación de su uso, según normas de buena práctica clínica, deben seguir siendo nuestro objetivo, en beneficio de nuestros pacientes.

P.- Para concluir los recortes económicos que estamos sufriendo ponen en peligro el nivel de la asistencia Cardiológica de Baleares.

R.- La asistencia cardiológica en Baleares es comparable con los mejores hospitales del país y de Europa. Ahora mismo hay pocas comunidades que tengan organizado la asistencia al infarto agudo como en Baleares, solo se encuentra esta organización en Galicia, Murcia, Cataluña, Navarra. Estas cinco comunidades han desarrollado un programa de atención al paciente con infarto agudo modélico. El Código Infarto se esta realizando con un gran esfuerzo personal y en una situación económica de retención presupuestaria y de salarios. Así como el programa de Trasplantes en España va muy bien porque esta bien diseñado y financiado. Los programas de tratamiento de infarto agudo de miocardio están basados en una actitud de disponibilidad de todos los que participan pero no están bien financiados. Si los planificadores sanitarios no tienen en cuenta para la continuidad de estos programas una financiación optima y una disponibilidad para mejorarlos puede que su duración peligre.

La Historia de las 10.000 angioplastias

S.F.


La Actividad de la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista se puede describir de progresiva desde su inicio en junio del año 1992 en el Hospital Universitario Son Dureta hasta octubre del 2011 ya en el nuevo Hospital Universitario Son Espases. El primer hito importante es la propia creación de la unidad que se empezó a gestar en el año 1990 pero no será hasta el año 1992 cuando entre en funcionamiento. En ese periodo de tiempo los pacientes de Baleares se trasladan al Hospital Gregorio Marañon donde el doctor Juan Luis Delcan ayuda al equipo de Son Dureta. El segundo hito importante se produce en el año 1992 con la creación del laboratorio de hemodinámica, el inicio de la cirugía cardiaca año 2002. Será en el año 2009 cuando se disponga de una sala de electrofisiología propia. Sin duda el Servicio de Cardiología cuenta con la mejor tecnología para ofrecer el mejor diagnostico y tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud