“Hemos pedido una financiación justa a Madrid y lo único que han respondido es que toman nota”

Martí Sansaloni es el director general de Gestión Económica y Farmacia de esa mega conselleria que es la de Salud, Familia y Bienestar Social en la que cada dirección general es casi una conselleria en sí misma. Su objetivo es controlar el gasto sanitario, pelear para una financiación sanitaria estatal justa, realizar políticas de farmacia –lo cual incluye controlar el gasto farmacéutico y la deuda que arrastra –y administrar de forma temporal tres fundaciones sanitarias para analizar su presente y determinar su futuro. Todo un desafío.

P.- ¿La Dirección General de Gestión Económica y Farmacia es la heredera de la de la antigua Dirección General de Planificación Económica, continúa dedicándose, por ejemplo, a la realización de los presupuestos?

R.- La denominación puede llamar a confusión, porque en realidad la nueva Dirección General de Gestión Económica y Farmacia a lo que se dedica, en lo económico, es al control del gasto que realiza el Ibsalut, pero los presupuestos los realiza el propio Ibsalut. También, como es lógico, a la política de Farmacia y eventualmente, a la administración de tres fundaciones, la Fundación Banco de Sangre y Tejidos, la Mateu Orfila y la FISIB. Y en lo que se refiere a la gestión del gasto nos toca controlarlo en el Ibsalut, la ‘herencia recibida’.

P.- ¿Y esa herencia…?

R.- Le diré que la diferencia de los presupuestos que se hicieron y de los gastos finales efectuados es de 300 millones de euros, por lo tanto es fácil sacar conclusiones. Veremos en los próximos dos años qué resultados da la política de austeridad que este Govern ha puesto en marcha. Entonces valoraremos. El mensaje que sí me gustaría destacar es que el Gobierno central está haciendo una financiación insuficiente de la sanidad balear.

P.- Me imagino que esa financiación insuficiente está repercutiendo en que nos quedemos de nuevo a la cola del gasto sanitario per capita de España. ¿Cómo está la cosa?

R.- El Ibsalut tiene un presupuesto de 1.049 millones de euros, que es insuficiente, precisamente por esa insuficiente financiación estatal. Y efectivamente, estamos a la cola en el gasto sanitario, que es en Baleares de unos 1.000 euros por habitante, con una gran diferencia a la media del Estado que se sitúa en torno a los 1.200 o 1.300 euros por habitante. Es una diferencia muy importante que tenemos que recortar. Tenemos también que aprovechar bien el dinero. Optimizar los servicios. Actuar después de conocer las necesidades reales. Y respetar el trabajo que se hace desde el Ibsalut, que dará sus frutos con el tiempo. Los resultados de las medidas de austeridad no se ven nunca cuando solo ha pasado un mes.

P.- ¿Es preocupante que el Estado transfiera una financiación insuficiente, cómo respira el ‘viejo Gobierno’ ante las ‘nuevas autonomías’?

R.- Pues en el primer Consejo Interterritorial al que asistimos ya pedimos que se nos aplique una financiación justa y que se reconozca de modo adecuado la insularidad. Hay que tener en cuenta que la insularidad se mide de acuerdo a la distancia entre costas con la península, de modo que siempre sale ganando Canarias. Pero la insularidad es o no es, no debe depender de esa distancia. También les hemos pedido que evalúen la población flotante.

P.- ¿Y cómo han respondido?

R.- ¿En el Consejo Interterritorial de Sanidad? Diciendo que toman nota. Hay que tener en cuenta que la financiación sanitaria va en un pull que incluye los gastos sociales y en educación. Por eso, al final habrá que acudir al Consejo de Política Fiscal y Financiera, es decir, al Ministerio de Economía, que es el que acaba dando esa financiación en base a diferentes fondos, como el Cohesión, etcétera. Ya digo, por el momento toman nota, pero no hay, por su parte propuestas concretas.

P.- Pasando a otro tema, La industria farmacéutica ha anunciado que espera sufrir nuevas pérdidas de empleo y de inversiones en I+D como consecuencia del Real Decreto-ley 9/2011. Es el famoso decreto que pretende ahorrar ordenando que se recete por principio activo más barato en lugar de por marca. ¿Cuál es su opinión?

R.- Este decreto abunda en bajar los precios a los fármacos, lo que supone la cuarta bajada en poco tiempo. Varía también la tipificación de las faltas y estamos esperando ver si las oficinas de farmacia pierden protagonismo en beneficio de las farmacias hospitalarias o de otros centros. En cuanto a lo que vaticina Farmaindustria respecto a que se perderá inversión en I+D+i es obviamente porque si tienen menos ganancias destinarán menos a investigación. Farmaindustria tiene un convenio en tres fases desde 2010 con la FISIB, del que se ha concluido la primera fase de tres y ya han dicho que las otras dos no podrán ejecutarlas como estaba previsto y que por el momento se prorroga durante seis meses la fase 1.

P.- ¿Qué opina de que se haya de recetar por principio activo, eligiendo el medicamento más barato?

R.- Si el Gobierno saca esta normativa habrá que acatarla. Obliga, pero lo hace con excepciones que nos tendrán que aclarar. Hasta ahora el Servicio Balear de Salud paga el medicamento más barato de tres. Pero creo que si las diferencias son de unos pocos céntimos de euro entre los fármacos hay que dar garantías a las farmacias de que les inutilizaríamos los stocs que ya tienen de esos medicamentos.

P.- Hablando de gastos de farmacia, ¡menudo problema se han encontrado con la deuda acumulada con los farmacéuticos!

R.- Asistí el 2 de agosto a la asamblea de farmacéuticos. Hemos adquirido el compromiso de pagar los atrasos, de tener un calendario de pagos este mes de septiembre. Entre tanto hemos hecho pagos a cuenta. En estos momentos estamos al 66% de lo que se debía el 20 de junio.

P.- Tal vez el problema más importante a resolver sea averiguar qué pasó, por qué se llegó a esa situación.

R.- Nada más entrar en el Govern nos encontramos con 200 millones de euros bloqueados en esta Conselleria. Y habría que ver las causas: problemas de tesorería. Y ya es la segunda vez que ha sucedido, aunque nunca tan pronto del año. En 2009 cobraron a 31 de diciembre. Y han tenido que firmar pólizas o avanzar de sus propios ahorros el pago de los medicamentos. Además hay que tener en cuenta que todo esto procede de las previsiones de 2009 porque los presupuestos están prorrogados. En 2010 el Govern del Pacte de Progrés ni presentó unos presupuestos en el Parlament. Ni los presentó.

P.- Otra de las atribuciones de su Dirección General son tres fundaciones.

R.- Sí, son atribuciones temporales, para profundizar en su estado y en la situación económica y financiera, para poder evaluar las necesidades. Estas tres fundaciones son el Banco de Sangre y Tejidos, la Mateu Orfila y la FISIB. Esta última es la Fundación de la Investigación Sanitaria de las Islas Baleares, resultado de la creación del Cimera y de la entrada del IUNICS (de la UIB) y del CSIC. Las dos segundas fundaciones son de investigación. La primera tiene además un carácter de apoyo asistencial, por el banco de sangre y el de tejidos para transplantes.

P.- ¿Y piensan cerrar alguna o juntarlas? Se lo digo por los planes de austeridad que están desarrollando en otros ámbitos.

R.- Vamos a estudiarlo todo. Vamos a tomar decisiones consensuadas con los investigadores. Vamos a poner a su disposición la estructura que necesiten para poder investigar y gastar de la forma más adecuada los fondos que han obtenido para sus proyectos. Pero no queremos ni negarles ese apoyo ni sobredimensionar las estructuras, creando superestructuras por el simple hecho de crearlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud