“Con este traslado podemos decir que 500 profesionales han puesto en marcha Son Espases”

Pomar agradece el esfuerzo de las personas que han trabajado en el dispositivo del primer día de traslado

El primer día de la vorágine que supone el traslado histórico de pacientes ingresados en el Hospital de Son Dureta hacia el Hospital de Son Espases, transcurrió con total normalidad. A fecha del cierre de esta edición, el doctor Josep Pomar, director general del Servei Balears de Salut, hace balance con Salut i Força del éxito de la llegada a Son Espases de los primeros 180 ingresados, pertenecientes al área general y a psiquiatría. Además, aseguró que ningún paciente tendrá acceso a algún espacio microbiológicamente contaminado.

P.- ¿Cuál es el balance que se hace desde la administración de este primer día de traslado de enfermos de Son Dureta a Son Espases?

R.- Estamos a mitad de jornada y se está cumpliendo el ritmo de salida y entrada de pacientes con normalidad. La organización ha respondido muy bien porque muchos profesionales a los que no les correspondía trabajar, están aquí y eso es muy positivo. El balance es bueno.

P.- ¿Qué sensación tiene de este día?

R.- Hay un gran ejercicio de humildad porque todo el mundo está sintiendo que abre el hospital. No lo hace el conseller ni la dirección de la administración. Hay mucha gente comparte y que podrá decir que ha instalado el hospital (ordenadores, aparatos, telefonía). Hoy 500 personas podrán decir que han puesto en marcha Son Espases. Hay una lección de reconocimiento hacia todos porque no hay instalación más complicada en el mundo que abrir un hospital Cuatro mil profesionales que saben de lo suyo junto a enfermos es un reto tan grande y complejo que necesitamos a todos. Hay que verlo todo con perspectiva.

P.- ¿La adaptación y aclimatación de los enfermos al nuevo hospital está siendo satisfactoria en las primeras horas?

R.- Posiblemente en estos momentos, los pacientes sufren un pequeño trastorno por el cambio de lugar. Sus familiares, obviamente es normal que tengan una preocupación añadida pero también se pone un especial interés por parte del equipo de Enfermería y del de Atención al Paciente, para que lo noten lo menos posible. No podemos negar que el traslado supone una molestia pero todo el mundo lo ha entendido perfectamente y no hemos constatado hasta ahora ningún incidente al respecto.

P.- En esa comodidad y tranquilidad del paciente después de las molestias normales de un traslado, juega un papel relevante los profesionales, ¿no es así?
R.- Absolutamente. Hay cosas que no se pueden planificar, como esta actitud añadida del personal, que está demostrando una implicación fundamental. Eso está pasando.

P.- Dentro de esa “normalidad” que ha anunciado, ¿cuáles son las mayores complicaciones a la hora de mover 180 pacientes ingresados con destino al nuevo hospital de referencia?R.- Siempre hemos comentado que el día del traslado propiamente físico, nos parecía la parte más sencilla del proceso de apertura. Ese proceso tiene un trabajo previo que ha consistido en equipar, validar, probar todas las instalaciones… es muy complejo. Y lo seguirá siendo el hecho de hacer crecer el hospital y que todo el mundo se adapte a su puesto de trabajo e ir superando la primera intervención quirúrgica, el primer paciente de UCI que entre, etc. Por lo que respecta a las dificultades del traslado, tenemos la suerte que hoy domingo no hay tráfico, la Guardia Civil, DGT y policía local está colaborando sin incidencias y las complicaciones vienen dadas por aquello que aparece a última hora. Hay pacientes que esta mañana estaban en Urgencias y desconocíamos de qué tipo serían y los hemos tenido que insertar dentro del traslado de acuerdo a su gravedad y sus características y también la dificultad de coordinar entre a la gente las empresas de ambulancias, seguridad, logística general, personal propio.

P.- Por tanto, hay que tener capacidad de improvisación cuando hay pacientes a trasladar que no entraban dentro del guión establecido.
R.- Eso nunca está dentro del guión. Siempre hay en un cualquier planificación un momento de improvisación donde la experiencia y la profesionalidad permite que se resuelva el imprevisto posible. Sabíamos que podía pasar pero se siempre se supera con voluntad e imaginación.

P.- Si porque en una jornada tan maratoniana y relevante, existe un comité de seguimiento en todo momento para tomar decisiones, ¿no es así?
R.- Hasta ayer tarde estuvimos comprobando que efectivamente estaba todo listo. Esta mañana a las siete y media se ha constituido un Comité de Dirección del Traslado, presidido por el conseller de Salut, Vicenç Thomàs. A dicho Comité se incorporan todas las personas que tienen mando desde el propio hospital o dentro del Servei de Salut y todas aquellas que representan a los cuerpos de seguridad y a elementos externos. En ese Comité, he estado yo como director del Ib-salut, el director general del Hospital, la directora de Enfermería (responsable de la llegada de los enfermos a Son Espases), el director Asistencial (responsable de los pacientes que salían de Son Dureta), la directora del 061 (que es una de las personas con mayor responsabilidad operativa) y los cuatro elementos externos: DGT, Guardia Civil, Policía Local y 112.

P.- Hablemos doctor Pomar del dispositivo. ¿Con qué medios técnicos y humanos ha contado el operativo para abordar con éxito estos 8 kilómetros que separan ambos hospitales?
R.- Hay veinte ambulancias con un dispositivo humano detrás que forman el carrusel dando vueltas continuamente entre Son Dureta y Son Espases. En Son Dureta se han constituido dos muelles o embarcaderos de salida de ambulancias, uno por Urgencias y otra en la parte de detrás para pacientes más especiales. En Son Espases se han previsto cuatro muelles de entrada en hospitalización para que cada paciente llegue lo más cerca posible de su área y un quinto muelle en Urgencias que se activará esta misma noche cuando demos por cerradas las de Son Dureta. El personal de ambulancias no llega al hospital sino que deposita al paciente en el muelle. Cada tres minutos llega un paciente, o sea veinte se trasladan en una hora, con lo que esperamos que se completen en 8 horas.

P.- El tiempo hoy no ha acompañado con la lluvia pero sí el tráfico que hoy es fluido al ser domingo. ¿Temen en especial la segunda fase del traslado por ser entre semana?
R.- Tenemos un inconveniente que es que serán días laborales en un ambiente previo a las fiestas, con lo que el tráfico se congestionará. Pero también tenemos la ventaja que serán pocos pacientes. El martes 21 trasladaremos quince pacientes de UCI, que es un traslado más delicado porque debe ir en ambulancias de soporte vital, con médico y enfermera. En vez de tres minutos, será un paciente cada diez, o sea que estará resuelto en tres horas. Y el del miércoles, también es difícil y nos preocupa porque afecta a niños ingresados con áreas críticas y calculamos que serán cincuenta personas.
P.- ¿Están los familiares de los pacientes informados en todo momento o han podido visitar a los enfermos una vez se han instalado en Son Espases?
R.- Los familiares están informados previamente y en algunos casos concretos también han acompañado en el traslado. También se ha intentado que lo más rápido posible pudieran visitar a su familiar una vez estuviera instalado en su habitación.

P.- Urgencias de Son Dureta permanecerá abierta hasta las diez de la noche, momento en que se producirá la transición, es decir, la apertura de Urgencias de Son Espases. ¿Urgencias de Son Espases a partir del lunes ya funcionará al 100% y se iniciará la actividad quirúrgica?
R.- Sí. Son Dureta quedará con un retén, pero se empezará en Son Espases en 100% mañana lunes 20 de diciembre. La actividad quirúrgica podría empezar hoy mismo, en función de la necesidad. Preferimos no activar quirófanos hoy pero están preparados con normalidad.

P.- La detección de un foco de Aspergillus en unos de los quirófanos y en la UCI retrasó hasta el martes el traslado de los enfermos de UCI. ¿Cuándo se conocerán los resultados de las analíticas microbiológicas?
R.- En estos momentos, hay diez quirófanos operativos que han pasado el control y tenemos la capacidad suficiente. En cuanto a UCI, en Son Espases está dividida en cuatro departamentos o bloques. Dos de ellos tienen ya los resultados microbiológicos negativos y los otros dos sabremos los resultados mañana lunes. Es una circunstancia que tenía un nivel de probabilidad real. Hay planes por si hubiera algún nivel de contaminación porque hay una máxima que se cumplirá a rajatabla: no entrará ningún paciente en un espacio que esté microbiológicamente contaminado.

P.- Sí que se ha previsto que hasta que no se complete el traslado de los enfermos de UCI, la Unidad en Son Dureta permanecerá con todos los medios de soporte necesarios para su actividad…
R.- No se desmontará la UCI de Son Dureta hasta tener las garantías que den la absoluta tranquilidad.

P.- ¿No es el Aspergillus un tipo de hongo muy común y fácil de erradicar a nivel hospitalario? Lo digo por aquel lector que se alarme fruto del desconocimiento…
R.- Sí. Es un tipo de hongo es fácil de encontrar donde hay polvo por obra. No es extraordinario hallarlo en un hospital y ha habido casos en esta comunidad y su erradicación se logra con una o dos desinfecciones. El enfermo pueden estar absolutamente tranquilos porque el hospital aísla las zonas y no habrá nunca ningún paciente en un lugar contaminado. Esta semana previa a la Navidad seguro que ya tendremos los análisis negativos. En los hospitales se cogen muestran constantemente y es habitual que se detecte, se erradique y se vuelva a poner operativo.

P.- Finalmente, el miércoles se producirá el traslado de 70 enfermos de la Unidad Materno-Infantil. ¿Qué espera poder anunciar el miércoles a última hora?
R.- No es arriesgado decir que el miércoles, a última hora, todo el equipo de Conselleria, el propio conseller, respiraremos tranquilos aunque no diremos que hayamos pasado la segunda fase que nos preocupaba. Pero sí dará mucha confianza en el profesional que también ha vivido la incerteza de venir a un lugar desconocido y será un día de tranquilidad y satisfacción. Pero también será el momento de seguir hacia otros objetivos como son poner el hospital en velocidad de crucero y dé respuesta a lo que deseamos de hace quince años: un hospital terciario no solo porque sus profesionales tienen su capacitación sino porque cuentan con los equipos e instalaciones adecuadas. Comienza el nuevo reto para que Son Espases dé un salto cualitativo en dar apoyo a la resta de dispositivos de Menorca, Ibiza o Formentera porque antes se hacía con dificultad. Empezará una reorganización interna del hospital hacia una dirección clínica donde las áreas remodeladas para que los jefes de servicio y Enfermería tengan más responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud