Hay razones, muchas razones, de hecho, sobran razones. Aunque los demoledores números cambian de...