«Romperemos con alguna aseguradora de salud, por grande que sea, si juega con el paciente»

joan-alguersuari
El doctor Joan Alguersuari es hoy el responsable del primer grupo hospitalario privado de Baleares, la Red Asistencial Juaneda, que tras la adquisición hace pocos años de la Policlínica Miramar se convirtió en el grupo con más camas, profesionales y recursos dentro de la oferta privada balear. Joan Calafat, director y presentador del programa Salut 4.0 de Canal 4 Ràdio entrevistó el pasado 7 de octubre al doctor Alguersuari con quien analizó el momento actual de la sanidad privada balear con la entrada de compañías extranjeras en la gestión de varios de los centros asistenciales de las Islas, el momento de crecimiento del Grupo Juaneda y las tensas relaciones con alguna compañía de seguros médicos con la que, como declaró tajante, está dispuesto a romper si pierde de vista que lo importante es la asistencia al paciente. Esta es la versión en papel de aquella entrevista.

Joan Calafat / Juan Riera Roca /

P.- Quién conociera la sanidad privada balear a finales del siglo pasado o principios de éste y la reencontrara ahora quizás no la reconocería. De cinco grandes empresas locales y muy mallorquinas, en cordial competencia –el Grupo Femenía, el Grupo Juaneda, Policlínica Miramar, las clínicas Rotger y Planas–, se ha pasado a un gran grupo, el Grupo Juaneda, que sigue manteniendo su carácter balear, y otro gran grupo, que en base a diferentes acuerdos de explotación ha pasado ya por tres manos de fuera de las Islas, USP, Quirón y ahora la alemana Fresenius, que es quien gestiona las antiguas clínicas Rotger y Palmaplanas. ¿Cómo analiza estos cambios?

R.- Creo que es un cambio tremendamente positivo para los ciudadanos y para nuestra actividad porque ahora los dos principales grupos sanitarios que hemos quedado en Mallorca tenemos trayectoria de permanencia. Por un lado nosotros con vocación probada de continuidad, el año que viene celebraremos el centenario de la compañía que se inició con el nombre de Sanatorio Juaneda. Del otro lado, la entrada del Grupo Fresenius en la gestión de Rotger y Palmaplanas fragua un modelo cuya propiedad tiene una historia empresarial equivalente a la nuestra, de estabilidad y tradición, por lo que probablemente permanecerá en el sector sanitario. Esto supone un cambio radical respecto a la situación anterior en la que la mayoría del capital que gestionaba estas dos clínicas era de fondos de inversión, lo que significó cambiante.

P.- ¿Y con ello cambian mucho las cosas?

R.- Sí. Porque por definición el capital especulativo buscaba, además del beneficio a través de la prestación de servicios, como análisis clínicos, consultas médicas, operaciones quirúrgicas, radiografías, etc., otro beneficio mucho mayor que se puede conseguir comprando, agrupando y volviendo a vender hospitales. Esto último en España ha generado plusvalías especulativas brutales. La explicación es muy simple: los fondos de inversión, al adquirir el máximo número posible de establecimientos sanitarios independientes, procedentes cada uno de sistemáticas diferentes y costos unitarios altos y repetidos, y luego revenderlos fusionad o s alrededor de una estructura de mando central, única y común a todos, por lo tanto mucho más barata, han generado [los fondos] empresas sanitarias más grandes, más potentes y más apetecibles para el siguiente comprador. Las nuevas empresas constituidas tienen nuevas posibilidades que no tenían los hospitales por separado: son más capaces de invertir y de amortizar la costosa y cambiante tecnología médica, y son menos débiles ante las poderosísimas aseguradoras de salud. Ése proceso de compra-venta, a menudo muy rápido, ha sido un gran negocio para las empresas que han especulado en este ámbito. La buena noticia para todos es que parece que en Mallorca estos cambios han finalizado, desembocando en una situación muy positiva para que los grupos que hemos permanecido, podamos continuar ofreciendo un servicio sanitario excelente, y además mejorarlo.

P.- ¿Pero cómo serán los efectos de la entrada de estas nuevas empresas, lo notará el paciente para bien o para mal?

R.- Estoy convencido de que será para bien, y la explicación vuelve a ser muy simple. Al haber desaparecido el horizonte de la especulación sanitaria en Mallorca, los grupos que hemos quedado ya solo podemos centrar nuestra atención en mantenernos y crecer buscando la excelencia del servicio y optimizando el rendimiento de nuevas inversiones. A mí me gusta que sea así, porque hay muchas de interesantes, que ofrecerán nuevas posibilidades a nuestros profesionales. También significa que las aseguradoras de salud deberán decirles muy claramente a sus asegurados si quieren pagar dichos servicios, o no. A alguna en el pasado le fue muy fácil liar tanto a nuestros pacientes como a las cinco clínicas que usted mencionó, espero que con los dos grupos que hemos quedado esto deje de suceder.

P.- ¿Cree que en este nuevo escenario se podrá entonces discutir mejor con empresas que juegan a mantener los precios bajos para de ese modo tener casi monopolios?

R. Juaneda ya ha iniciado esta discusión, partiendo de que la esencia empresarial de los dos grandes grupos sanitarios de Mallorca creemos que es parecida, aunque solo puedo hablar con convicción de la nuestra. Nos planteemos el trabajo a largo plazo y nos interesa extremadamente que cada acto médico, cada día, cada inyección, cada dosis, tenga todo sentido por sí mismo, y todo el sentido posible. Esto motiva a nuestro personal, contribuye a la satisfacción del paciente, y las aseguradoras deben escucharlo y entenderlo. Hay alguna compañía de seguros de salud que nos dice a nosotros cosas que no les dice a los enfermos o a los asegurados: no quieren pagar un servicio excelente, un “10”, para sus pacientes, solo quieren pagar para un “5”, un aprobado. Y no es lo mismo, sobre todo porque en su publicidad no lo expresan así. El futuro en la sanidad (y fuera) solo debe pasar por la excelencia, y si alguna aseguradora quiere vender otra cosa, debe decírselo a sus asegurados, luego ya veremos si compartimos su deseo. No olvidemos que en Mallorca las compañías de seguros de salud tienen las tarifas medias más bajas de España, junto a Sevilla. Por eso creemos que el movimiento empresarial que ha habido es favorable y puede ayudar a reequilibrar un poco una situación que estaba desequilibrada.

P.- Parece –y seguimos hablando de la adquisición que ha hecho Fresenius de la gestión de un grupo balear –que la dirección seguirá siendo de Quirón y que la fusión tiene más por objeto la expansión por América Latina. ¿Cree que vamos hacia un mercado mundial de las empresas de salud?

R.- Que los líderes de las empresas sanitarias sean de aquí es una ventaja, porque conocen el entorno, aunque la forma de ofrecer servicios sanitarios en cada lugar es diferente. Respecto a la proyección fuera del país hay que recordar que la sanidad privada española es considerada de las mejores, entre las cinco o seis primeras del mundo. En esos países latinoamericanos la sanidad está bien, pero probablemente podría estar mejor. Que haya empresas que se extiendan hacia allí y lleven el modelo de sanidad que hemos alcanzando los que estamos teniendo niveles de excelencia aquí, creo que es una gran oportunidad para ellos, en el caso de Juaneda, nuestra vocación está en Mallorca y Menorca, fundamentalmente.

P.- Hablando de grandes cambios: ¿Por qué se animó usted en su momento a comprar la Policlínica Miramar cuando prácticamente estaba en quiebra?

R.- Cuando tomamos esa decisión, en el año 2013, teníamos una situación soportable, y si entonces no se hubiera movido nada de la sanidad privada de la Isla tal vez podríamos haber continuado igual eternamente. Pero sabemos que el que sobrevive es el que se adapta a los cambios. Vimos que se aproximaba el cambio que luego se ha producido, esa gran concentración de hospitales en España y en Palma. Si este cambio llega a cogernos solo con nuestra Clínica Juaneda saturada, teniendo que rechazar pacientes casi cada día, con una estructura orientada a sobrevivir y crecer de la asistencia a los turistas (ya que de solo las tarifas de los seguros de salud, difícilmente los hospitales pueden sobrevivir en Mallorca, menos todavía invertir) habríamos desaparecido pronto. Si no hubiéramos comprado Policlínica hoy no existiríamos, acaso solo languideceríamos. Muchos días teníamos que enviar pacientes habituales a otras clínicas porque no teníamos sitio, lo que el enfermo puede entender como que pasas de él, o como una deslealtad, imagínese esto en una isla en la que nos conocemos casi todos. Tenemos muchos testimonios. Y si en vez de ser un paciente de aquí, era un turista, entonces además de al enfermo, también le estábamos “diciendo” al tour operador o al hotelero que no teníamos sitio, lo que no ayudaba a que nos mandara su siguiente paciente… Tampoco sabíamos qué explicación le dirían del traslado, en “el otro sitio” cuando llegara, pero a menudo no nos era favorable…

P.- Además les ha permitido crecer…

R.- Haber hecho esta adquisición nos ha permitido tratar a enfermos que no hubiéramos podido aceptar en casa. Pero además, no teníamos cirugía cardíaca; ahora la tenemos y con grandes profesionales. No teníamos partos ni neonatología, ahora tenemos; no teníamos diálisis de crónicos, ahora tenemos. Y hemos podido ganar un concurso de diálisis del IbSalut con un precio muy ajustado. No teníamos radioterapia y en Miramar había dos bunkers, uno de ellos sin utilizar, donde estamos poniendo ahora la braquiterapia. En el otro vamos a instalar un modelo de radioterapia que es el ‘rolls royce’ de esta tecnología, algo que es bueno para nuestros ciudadanos, que se merecen lo mejor. Y algo que además nos ayudará a que vengan enfermos de fuera, gracias a la aplicación de protocolos consensuados de estas máquinas, que son las mejores que hay. Tampoco teníamos Medicina Nuclear, ahora sí. Tenemos una planta de hospitalización psiquiátrica. Todo eso y más cosas que no menciono no cabían en Juaneda. El futuro pasaba por ahí y Policlínica era la única estructura alternativa y la única posibilidad de hacernos viables frente a esas grandes concentraciones hospitalarias que venían.

P.- ¿Cuál es la situación del grupo, hoy, transcurridos ya los primeros años tras la adquisición?

R.- En resumen, creo que estamos ya consolidados, tenemos un plan de viabilidad, han entrado socios potentes en el grupo, vemos buenas alternativas de crecimiento. Incluso nos hemos permitido poner en marcha un sexto hospital, para el que acabamos de conseguir la licencia y que crearemos en Cala Millor, por todo lo cual creemos que vale la pena continuar en la línea en la que estamos. Creemos que hay muchas cosas que hacer y que Mallorca está bien posicionada para hacer este trabajo y que sea rentable.

P.- ¿Qué papel tiene en estos momentos la Red Asistencial Juaneda en el mapa sanitario balear?

R.- Con el último paso dado, Juaneda tiene presencia y podrá dar un servicio asistencial hospitalario y extra-hospitalario en toda la Isla. Desde la asistencia a la población local y a la población turística, el futuro Hospital Juaneda Cala Millor cubrirá un entorno muy similar al que atiende nuestro Hospital Juaneda Muro, que tras 15 años de experiencia, creemos que da un buen servicio, tiene buena viabilidad y es uno de los apoyos fundamentales del Grupo. Por ello parece lógico tener un apoyo similar en la zona de Manacor y Cala Millor.

P.- ¿Qué problemas y necesidades urgentes tiene la sanidad balear en estos momentos tras la crisis económica, y más considerando que no parece que ni desde la derecha ni desde la izquierda se vayan a volver a plantear conciertos como hace unos años… hay riesgo de que queden demasiadas camas vacías en los hospitales privados y haya quién opte por rebajar aún más los precios y con ello las calidades?

R.- No me obsesiono por estos riesgos. Lo que sí veo es que esta situación de crisis nos ha traído profesionales muy buenos. Cuando la sanidad pública comenzó a recortar costes, muchos médicos que ni se habían planteado acudir a la sanidad privada y que quizás tenían una idea poco real de este sector (pensando tal vez que las gerencias se entrometían en su trabajo profesional) miraron hacia nosotros. Estos médicos han podido descubrir que en Juaneda podían hacer lo que ellos creyeran que debían hacer. Esto nos ha acercado especialistas que de otro modo tal vez nunca se nos habrían acercado. Ahora nos conocen, se sienten bien con nosotros y nos aportan valor. Por otra parte, parece que en la sanidad pública todo esté más ajustado y puede ser que haya más recortes, debe ser muy difícil trabajar con presupuestos cada vez más recortados. Creo que lo que nosotros tenemos que hacer, al ser un grupo grande, es centrarnos en tener una economía de escala, un gerente único y servicios “no bata blanca” centrales únicos o casi, y un director médico en cada hospital. Nuestro futuro pasa por reducir mucho los costes sin rebajar la calidad, mejorándola incluso, e incorporando nuevas tecnologías.

P.- ¿Tiene algún tipo de especialidad que quiera destacar o de prioridad de desarrollo dentro de los objetivos de la Red Asistencial Juaneda?

R.- El grupo ha tenido tradicionalmente una buena presencia y una buena reputación en la asistencia a los turistas, lo cual evidentemente no es una especialidad. Pero sí hay que tener en cuenta que en este ámbito tiene una especial importancia la comunicación con los clientes, la transparencia de cara a las aseguradoras, a los familiares, la comunicación con el país de origen. Y en todo esto nos hemos sentido fuertes y generadores de confianza para el enfermo, la aseguradora, el hotel el tour operador y los encargados del transporte del paciente. Pero vamos a ser especialmente potentes, además de exclusivos, en la braquiterapia y la radioterapia privada, el último acelerador que hemos adquirido, que será el más moderno de Baleares, es el modelo Truebeam, de la casa Varian. Nos permite concentrar mucho más el tratamiento, hacerlo más cortos y certero con el tumor.

P.- ¿Cuáles son las perspectivas a medio y largo plazo del grupo Red Asistencial Juaneda?

R.- Además de lo comentado acerca del Hospital Juaneda Cala Millor tendremos presencia en todas las zonas turísticas y núcleos importantes de población de Mallorca, implementando esa presencia con unidades más pequeñas. La semana pasada abrimos Juaneda Consultas Médicas en Sóller y pronto abriremos Juaneda Consultas Médicas en Andratx (en el casco antiguo, no en el puerto). Tenemos muy avanzado el proyecto de la Colònia de Sant Jordi. Nuestra estrategia es estar muy cerca de nuestros enfermos y del turista que se pone enfermo. También nos alegra especialmente estar en la Rafa Nadal Academy con Juaneda Sport Health, donde se desarrolla una Medicina preventiva y del cuidado de la salud, el bienestar y la nutrición en el entorno deportivo. Estamos ampliando también el Juaneda International Medical Center especializado en residentes extranjeros y en pólizas de seguros de reembolso.

P.- Estamos en unas fechas en las que se prepara el cierre de los acuerdos con las compañías de seguros. ¿Cómo van las negociaciones en Baleares? ¿Se están poniendo duras las compañías? ¿Habrá sorpresas en este ámbito… negativas o positivas?

R.- No podemos predecir lo que harán las compañías, pero sí diré que nos gustan más las que tienen personas de aquí, personas que conocen bien el entorno mallorquín. Hay algunos representantes de las aseguradoras que conocen muy bien este entorno y pueden tomar decisiones. Otras compañías, muy centralizadas, envían personas lejanas, que no lo conocen tan bien y que no entienden lo que les estás diciendo. A nosotros nos gusta hablar con personas que entienden las cosas y que ven que la viabilidad pasa por dar pasos adelante. Y eso aún teniendo en cuenta que los intereses de las aseguradoras y los de los hospitales son diferentes. Pero pese a esas diferencias son intereses que confluyen en un mismo sujeto, que es el paciente y su bienestar. Si ninguna de las partes pierde de vista esa focalización en el paciente creo que las cosas pueden ir bien. Cuando se desenfoque el tema (y nosotros no seremos quienes lo hagan) puede darse el caso de que haya una compañía cuyos asegurados no puedan ir a toda la red Juaneda, incluso por bastantes años. Si nosotros hemos crecido ha sido también para negociar como grupo, porque de otro modo no seríamos viables, las aseguradoras de salud han sido demasiado potentes, por lo que la mayoría de hospitales privados españoles se han tenido que vender. Es un tema de superveniencia, de nuestra vocación y de los enfermos que confían en nosotros, y con eso no vamos a jugar. De modo que si hemos de romper con una compañía, incluso con una grande, lo haremos.

P.- En otro orden de cosas, queremos preguntarle por su balance del inicio de curso del Grado de Medicina de la UIB y por sus potenciales mejoras de la sanidad balear.

R.- Creo que es tremendamente positivo que haya arrancado un proyecto como éste de formación sanitaria que elevará el nivel de la Medicina en Baleares. Pero creo que además la Facultad de Medicina ha puesto en evidencia algo que no esperábamos, las más de mil solicitudes de fuera de Mallorca, lo que evidencia que la isla es un entorno atractivo para venir a estudiar, a profesionalizarse. Y todo eso además ayudará a la investigación clínica.

P.- Precisamente se está hablando, tras la activación de la Facultad de Medicina, de algo que estamos seguros que le parecerá especialmente interesante: potenciar el turismo científico, que Baleares sea un punto de atracción para el intercambio de nuevos conocimientos y no solo por su atractivo turístico sino por el deseo de contactar con los científicos y profesionales médicos de las Islas. ¿Qué le parece, no sería además una gran sinergia acompasar dos objetivos: potenciar el turismo sanitario y el turismo científico?

R.- Cualquier clase de turismo científico orientado a la ciencia me parece positivo. El sanitario, también. Cuantos más especialistas vendrán aquí a hablar y a debatir, mejor conocerán la realidad turística y sanitaria de Mallorca. Recuerdo un gran científico argelino que me dijo en cierta ocasión que si llega a saber lo que había en Mallorca, habría mandado pacientes a Mallorca, en vez de a Francia. Y lo ha hecho. Divulgar nuestros conocimientos y nuestra preparación es muy bueno, es un valor más que se ha de promover.

P.- Y por último una reflexión. Hablamos de grandes corporaciones sanitarias, de mercados internacionales, de grupos mundiales de asistencia… ¿Pero no le parece que, al menos quien lo ha conocido, tal vez eche un poco de menos la figura del médico cercano, conocido, vecino y oriundo, disponible las 24 horas del día… y eso sin olvidar muchos de aquellos médicos de antes desarrollaban una intensa labor científica y erudita. ¿Es posible recuperar esta figura en el siglo XXI?

R.- Es un perfil perfectamente compatible. Únicamente se necesita el interlocutor que tenga esa visión, que conozca el valor de este médico con esas características, que sepa acercársele, darle aquello que él busca. Y eso, con las nuevas tecnologías es más fácil. Cuando creamos centros periféricos siempre buscamos este perfil de médico; si tenemos la posibilidad de abrir las puertas con un médico local y con raíces en la zona, esto puede significar promover el perfil que usted define, que con nuestro equipo humano quizás pueda además optar a una vida más relajada y con más tiempo libre, complementada con un ejercicio profesional tan cercano como desee con el paciente.

«Hay aseguradoras que son ‘compañías de obstáculos y laberintos’ para sus clientes»

En el minuto 42’36” de la entrevista radiofónica emitida el pasado 7 de octubre en el programa Salut 4.0 en Canal 4 Ràdio hizo una llamada una vecina de la Playa de Palma, Joana, que preguntó al doctor Alguersuari por el hecho de que no se aceptara su seguro de MAPFRE en los centros de Juaneda de la zona. La respuesta del doctor Alguersuari supuso un análisis de las trabas que ponen a sus clientes algunas compañías, que por su interés reproducimos de forma prácticamente literal:

JOANA.- El doctor Alguersuari ha dicho en la entrevista que tiene puntos de atención del Grupo Asistencial Juaneda por todas partes y en la Playa de Palma hay un par. Pues yo en ocasiones he querido ir pero no cogen todos los seguros. Por ejemplo, el mío, Mapfre, no lo cogen. ¿Es que no trabajan ustedes con todos los seguros? En esos centros hay médicos de cabecera y está muy bien porque cuando está cerrado uno está abierto el otro. Dan un buen servicio pero parece que solo está enfocado hacia el turismo. ¿Es así o qué sucede?

DR J. ALGERSUARI.- Le voy a contestar y voy a ser muy claro. Si nosotros no podemos atender a la aseguradora Mapfre es porque esa compañía no nos ha autorizado a que este centro de la Playa de Palma la pueda atender a usted [como cliente de Mapfre] y como tampoco ha permitido que la atendamos en el 98% de nuestros centros periféricos no es que se suponga que tiene algún problema especial con usted ni con nosotros. Creo que -no me quiero referir a ninguna compañía de seguros en especial- en ocasiones el nombre de ‘compañía de seguros de salud’ es equívoco; creo que en ciertas ocasiones deberán llamarse ‘compañía de laberinto’ para que el asegurado no encuentre la asistencia que busca o ‘compañía de salto de obstáculos’ para que el asegurado tropiece y no llegue finalmente al servicio que quería. Me alegra que usted haya formulado esta pregunta porque precisamente nosotros tenemos en estos momentos un debate sobre este tema y seguramente su opinión puede ayudar a que esto se arregle finalmente. Hace 25 y 35 años cuando esta compañía [a la que alude Joana] era Imeco nosotros no teníamos problemas con los médicos que entonces estaban en la Playa de Palma, pero hoy en día para esa compañía no es así, aunque para las otras sí. A nosotros nos interesa muchísimo el ciudadano que está cerca, por eso nos acercamos a él. Lo que nosotros querríamos es usted nos ayude y le diga a su compañía que esta situación nos parece injusta y que le gusta gustaría que pudiéramos atenderla también.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar