El Hospital de Son Espases abre una unidad de cuidados intermedios para pacientes con necesidades y cuidados específicos superiores a los de una planta de hospitalización

JUAN RIERA ROCA / El Hospital Universitario de Son Espases (HSUE) ha abierto esta misma semana una unidad de cuidados intermedios para pacientes con necesidades y cuidados específicos superiores a los de una planta de hospitalización, en la que se atiende a los pacientes que han pasado por la UCI.

En esta nueva unidad también se atenderá a los ingresados en las unidades de hospitalización que requieren monitorización y cuidados específicos. Para ponerla en servicio, se han contratado nuevos profesionales sanitarios: seis enfermeras, diez técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y tres celadores.

Esta Unidad de Cuidados Intermedios prestará asistencia a pacientes con necesidades de monitorización y de cuidados de enfermería específicos, necesidades son intermedias entre los requerimientos de las unidades de críticos y las unidades de hospitalización convencional o las de especialidades como neurología, neumología y cardiología.

Este nuevo dispositivo está ubicado en la planta 2 del módulo I, dispone de cuatro camas de Hospitalización, pero se prevé ampliarlas hasta ocho. Para abrir la Unidad, que depende de la UCI, se han contratado seis enfermeros, diez técnicos en cuidados auxiliares de enfermería y tres celadores.

El director general del Ibsalutr, el doctor Juli Fuster, visitó ayer lunes la Unidad acompañado por el director gerente de Son Espases, el doctor Josep Pomar. El jefe de Servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Julio Velasco, fue el encargado de mostrar las nuevas instalaciones.

Fuster recalcó durante su visita a Unidad de Cuidados Intermedios que este nuevo dispositivo asegura una mayor disponibilidad de camas específicas y que, en función de la demanda, se ampliará el nombre de camas. Además, el doctor Fuster aprovechó la ocasión para felicitar a los profesionales que trabajan allí.

En principio, la Unidad atiende a los pacientes que han pasado previamente por la UCI y que tienen necesidades de monitorización y de cuidados menores, y también a los pacientes de hospitalización que necesitan cuidados pero que no son tributarios de la Unidad de Críticos, según han informado fuentes hospitalarias.

En caso de saturación de las camas hospitalarias, la Unidad de Cuidados Intermedios puede albergar pacientes procedentes de la UCI que tengan iniciado el proceso de traslado, pero que no se prevé una disponibilidad de camas en un periodo inferior a 24 horas. El Hospital dispone de cuarenta y dos camas de críticos de adultos.

32 de estas camas están en la Unidad de Cuidados Intensivos y 10 en la Unidad de Reanimación Postoperatoria. El año pasado, la UCI recibió 1.600 ingresos —la mitad de los cuales provenía del Servicio de Urgencias— con una estancia media de 6,57 días. Este año, los ingresos han aumentado un dos por ciento.

Aparte de estas camas de críticos, el Hospital dispone de otras para pacientes que requieren monitorización y unos cuidados específicos, como es el caso de la nueva Unidad de Cuidados Intermedios, la Unidad de Cuidados Cardiológicos Intermedios y la Unidad de Vigilancia Intermedia Respiratoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar