Expertos internacionales se reúnen en Palma para estudiar el trastorno del desarrollo del lenguaje, que afecta a dos de cada quince alumnos

JUAN RIERA ROCA / Docentes, logopedas, investigadores y alumnos con dificultades del lenguaje se reúnen el sábado día 10 de noviembre de 2018 en Palma para compartir conocimiento científico y práctico sobre este problema que afecta a uno de cada quince alumnos.

La jornada, organizada por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y la Universitat de les Illes Balears (UIB) y el Instituto de Investigación e Innovación Educativa, cuenta con la participación de figuras de prestigio internacional.

Es el caso de como Gary Morgan, profesor de Psicología del Departamento de Lengua y Ciencia de la Comunicación en la Universidad City de Londres; Micaela Sastre, secretaria general de la Asociación Española de Logopedia, Foniatría y Audiología (AELFA); y Eva Aguilar-Mediavilla, profesora de la UIB e investigadora principal del grupo I + DEL.

La jornada tiene como objetivo analizar la situación actual y destacar la importancia, en primer lugar, de una detección precoz y, en segundo lugar, de la inclusión de estos alumnos en las aulas. «Todavía queda mucho trabajo por hacer», explica el co-organizador de las jornadas Alfonso Igualada Pérez, director del grado de Logopedia de la UOC.

«Hoy la inclusión real no existe: los alumnos con dificultades del lenguaje los tratan fuera del aula, la intervención educativa actual los excluye, los aparta, y pierden la oportunidad, tanto ellos como sus compañeros, de beneficiarse de una educación inclusiva ».

Eva Aguilar-Mediavilla, coorganizadora, señala que «Nuestros estudios muestran que los niños con TDL en las Islas Baleares presentan riesgo de fracaso escolar, y sus notas están por debajo de las de sus iguales en casi un punto y medio».

Uno de los principales escollos para lograr esta inclusión, recalca Igualada, es la falta de logopedas en los centros educativos. «A diferencia de la mayoría de los países europeos, en España no se contempla esta figura integrada en la plantilla», por lo que en muchas ocasiones no se detecta el problema del alumno, o se detecta tarde.

«Esto conlleva -explica el profesor- que muchos niños se comuniquen poco a clase y adopten una actitud introvertida, porque no se sienten seguros expresándose. El lenguaje es la base del aprendizaje, por lo que en muchas ocasiones los alumnos con TDL se ven afectados en su rendimiento escolar sin, al menos, conocer los motivos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar