“Hemos transformado la sanidad en esta comunidad”

PATRICIA GÓMEZ / CONSELLERA DE SALUT DEL GOVERN DE LES ILLES BALEARS

Últimos ocho meses de la legislatura autonómica, marcada por la convocatoria de elecciones que tendrá lugar el mes de mayo del próximo año. Para estrenar la nueva temporada de Salut i Força en Canal 4 Televisión (cada martes en directo a las 21:30 horas), la protagonista fue la consellera de Salut del Govern, Patricia Gómez. Repasó cuáles son las prioridades que quedan pendientes en estos próximos meses a nivel de política sanitaria, que ahora transcribimos en el periódico.

Carlos Hernández /

P.- Primero de todo, ¿cómo valora la dimisión de la ya ex ministra de Sanidad, Carmen Montón?

R.- Estoy triste por esta dimisión. Es una persona que dirigió bien la sanidad valenciana. El movimiento se demuestra con hechos. Transformó el sistema sanitario con un buen equipo en Valencia, un grupo con el que ella se trasladó a Madrid. Era una buena ocasión para que una mujer médica, con una gran visión del Ministerio y de las CCAA (hacía tiempo que no había ministros del ramo), con conocimiento de la sanidad pública, para dirigir la cartera sanitaria y estoy triste.

P.- Ha empezado un nuevo curso político que desembocará en la convocatoria de elecciones. ¿Esto significa una sobrecarga de presión para su departamento?

R.- El primer año fue el más complicado porque se marcaron objetivos, se decidieron proyectos y nos tuvimos que adaptar al ritmo de la Administración, que suelen ser más lento de lo que nos gustaría. Durante la legislatura han ido saliendo los proyectos y los compromisos y debo decir que ya hemos cumplido el 80% del programa electoral. Las bases están puestas y lo que debemos hacer ahora es reforzar los pilares sólidamente para poder continuar.

P.- Sobre la gratuidad de los parkings de Son Espases y Son Misses, ¿en qué momento se encuentra este proceso?

R.- Quiero agradecer el apoyo de todos los grupos políticos. Solo dos diputadas han votado en contra de esta proposición de ley. El resto lo hicieron a favor. Si va al ritmo que creemos, se podría aprobar el mes que viene, tras un debate en el Parlament. La ley luego nos da un plazo de seis meses para negociar con la concesionaria y hacer posible la gratuidad del parking. Tenemos bastante avanzado además el proyecto para hacer una obra exterior que permita ampliar en 500 plazas el aparcamiento. Iremos trabajando en la gratuidad pero eso supone modificar el contrato de concesión y eso lo complica administrativamente.

P.- También estamos pendientes del inicio de la actividad en Son Dureta, sin duda uno de los proyectos más emblemáticos del Govern. ¿Qué pasos se harán en los próximos 8 meses?

R.- Se han presentado empresas con sus proyectos de maqueta, que aún no he visto pero que me hace mucha ilusión verlos. Habrá un jurado compuesto por una mesa de técnicos sin políticos, liderada por el Colegio de Arquitectos, para decidir cuál es la mejor propuesta de diseño para el complejo hospitalario y residencial de Son Dureta. Hemos sacado a concurso la parte hospitalaria y para el ámbito social se hará un concurso para la residencia. Eso nos dará una visibilidad a través de la exposición de la maqueta y la propuesta para que todo el mundo que lo desee vaya a verla. En lo que respecta a las obras de demolición, tenemos un concurso en marcha al que se han presentado muchas empresas constructoras de demolición y nos tememos que pueda haber algún recurso que lo demore dos meses más. Una vez se adjudique, esperamos que a principios del año que viene se empiece a demoler.

P.- Son Dureta es el gran buque insignia de la Estrategia de Cronicidad, que implica un cambio profundo del modelo asistencial en Balears. ¿Qué se ha hecho durante estos años en este ámbito y qué falta para llevar a cabo?

R.- Queremos tener a los pacientes crónicos, tanto jóvenes como mayores, en el radar del sistema. Ya tenemos localizados a 1 2 . 0 0 0 pacientes crónicos identificados y eso nos permite una atención proactiva sin esperar a que vengan a la consulta. Queremos hacer un seguimiento desde el despacho (analíticas, situación…). Tenemos 43 enfermeras gestoras de casos repartidas entre hospitales y Atención Primaria. Tienen mucha capacidad de coordinación y dan apoyos a pacientes y familiares. Hemos formado a 1.700 profesionales desde 2016 hasta ahora sobre cronicidad. En Son Espases, Son Llàzter, Inca y Manacor tienen Unidad de Crónicos dentro de Agudos y eso permite que puedan ingresar directamente. Si un médico de familia tiene dudas, tiene esta consulta con internistas, geriatras y médicos de familia que hacen el seguimiento del proceso de forma coordinada. Poco a poco se va notando. Nos hacen faltan camas para la atención a la cronicidad y Son Dureta, Can Misses, Verge del Toro y Sant Joan de Déu son una gran apuesta para ello.

P.- Las listas de espera han mejorado durante estos últimos años. ¿Prevé que mejoren aún más durante los próximos meses?

R.- Tenemos a los gerentes implicados en ello. Hay casos que no se resuelven en verano con agilidad por las vacaciones de los profesionales. La mejora es significativa porque ahora la consulta con el especialista tiene una demora media de 28 días cuando en 2015 era de 83 días. Es una media. Para operarse hemos pasado de 104 días a 72. Hay pacientes para operarse que esperan más de 180 días y más de 60 para una consulta. Queda trabajo por delante.

P.- ¿Cuándo prevé que entre en vigor y sea efectivo el decreto de garantía de demora?

R.- Lleva unos trámites administrativos que no son cortos. Ahora mismo está en el Consultiu y luego se tiene que aprobar en Consell de Govern para aplicarse con total seguridad en el último trimestre del año.

P.- En el ámbito de la Atención Primaria, se está desarrollando un ambicioso proyecto de renovación de los equipamientos y las infraestructuras. ¿En qué situación se encuentran estas actuaciones?

R.- Hay diferentes centros de salud: los que son nuevos están en concurso de ideas como es el caso de Pollença y Artà, que se reunirá el tribunal para valorar cuál es la mejor propuesta. Luego está el centro de salud de Palma de Bons Aires, que es el apuesta más importante con 10 millones de euros e incorporará los centros de salud de Escorxador y Camp Redó. Ya está la obra adjudicada y empezará pronto. En Calvià, en Santa Ponça también empezará pronto la obra de ampliación de una planta más, lo mismo pasa en Montuïri, Sant Joan, Son Ferriol, Eivissa, Port de Pollença, Santa Margalida, diferentes mejoras en accesibilidad con un importe considerable de mantenimiento, etc. Se ha aprobado el techo de gasto en el Parlament, somos la primera comunidad autónoma que lo aprueba y son más de 400 millones de euros.

P.- La salud mental ha sido tradicionalmente la gran olvidada en el sistema de salud. ¿En que habrá mejorado la atención a estos pacientes cuando acabe la legislatura?

R.- Tenemos la importante reformar del hospital psiquiátrico. que lleva el proceso de licitación. Es un tiempo largo pero se invertirán 4 millones de euros. Presentaremos el 10 de octubre la estrategia de salud mental. Queremos apostar por la coordinación con servicios sociales para integrar la persona en la sociedad, que estén en casa y tengan una vida lo más normal posible, luchar contra el estigma y en el caso de que tengan que ser ingresados, concienciar a los profesionales para evitar la contención mecánicas de los pacientes. Hemos puesto servicios de atención comunitaria para hacer estas estas salidas porque son pacientes que no vendrán, hay que ir a buscarlos.

P.- ¿Está satisfecha de cómo ha funcionado el proceso de provisión de nuevas plazas laborales en la sanidad pública balear? ¿O tal vez la polémica sobre el catalán ha aportado una controversia innecesaria?

R.- Ya hace un año del tema del catalán. Hay 5.000 plazas de concurso oposición, no es fácil ejecutarlas. Se preparan miles de profesionales para esas oposiciones y eso supone baremar CV, hacer convocatorias, tribunales, etc… Estamos en un 60% de exámenes convocados por especialidades médicas y categorías. Queda mucho trabajo por delante y pido disculpas por anticipado porque son procesos complicados y puede haber errores aunque procuramos tener el máximo cuidado. Hemos reforzado el servicio de RRHH. Esperamos el último trimestre del año llevar a cabo los exámenes.

P.- Cuando las plazas laborales previstas estén ocupadas, ¿cuáles de las especialidades ahora mismo deficitarias mejorarán su situación y cuáles se volverán casi imposibles?

R.- Hay falta de pediatras, radiólogos y médicos de familia en España, en general. Ahora se han presentado más pediatras que plazas y eso es una buena noticia porque si aprueban, se cubrirán.

P.- Balears ha mejorado su financiación sanitaria, y el gasto medio por habitante se acerca a la media del Estado. ¿Hay margen para seguir mejorando?

R.- Siempre digo que con presupuestos como el de Navarra o País Vasco, nosotros hasta ahorraríamos. Y se verían los resultados de la gestión. La realidad es que aquí reinvertimos todo lo ahorrado, en este caso 12 millones de euros, en obras, pruebas, medicamentos… nos gustaría tener los 1.700 euros por habitante para sanidad como tienen en el norte de España en lugar de 1.300 euros.

P.- La legislatura ha acogido el retorno de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular. ¿Qué diría a los grupos que critican esta medida al afirmar que no pagan impuestos?

R.- La sanidad, la educación y los servicios públicos están financiados con impuestos, por ejemplo con el IVA. No atender a estas personas es una injusticia social muy grande. Es indigno que una persona con problemas no sea atendida. Son personas que hacen poco uso de la sanidad pública, es gente joven que busca trabajo y suelen ser personas sanas.

P.- Consellera, después de algo más de tres años en el cargo, ¿se siente cansada, o con ganas de continuar si tuviera la posibilidad?

R.- Espero que podamos continuar porque cuatro años no es suficiente para hacer todo. Hemos transformado la sanidad en esta comunidad. Queda mucho trabajo por hacer: cronicidad, obras, oposiciones… tenemos ilusión por seguir con estos proyectos.

P.- Ya para terminar, ¿en qué aspectos habrá mejorado la sanidad pública balear cuando finalice la actual legislatura, en comparación a la sanidad que ustedes empezaron a gestionar a partir de mediados del año 2015?

R.- La crisis sirvió para recortar actividades y derechos que no estaba justificado. Se redujo un 24% en gasto sanitario y no se recupera en dos días. Nosotros lo hemos hecho en un 20%. Los 300 millones de euros más que disponemos en esta legislatura para invertir nos permite las obras de Manacor, Son Dureta, centros de salud; recuperar profesionales (cerca de 1.000); han mejorado las listas de espera… Para este Govern la sanidad es una inversión. Tenemos un reto importante por delante, la salud no está asociada al gasto y al déficit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar