Dos oncólogos radioterápicos y un físico médico mexicanos se forman en Juaneda Miramar, único grupo hospitalario que ofrece braquiterapia ginecológica 3D por RM

Horacio Bernal /
El equipo de Oncología Radioterápica de Hospital Juaneda Miramar ha acogido este mes de agosto a dos médicos y un físico médicodel Hospital Central Militar de Ciudad de México, uno de los hospitales principales del país para mejorar su formación en esta materia.

Los profesionales mexicanos han ampliado conocimientos en la técnica de braquiterapia ginecológica 3D adaptativa guiada por resonancia, una técnica nueva y poco invasiva para tratar tumores ginecológicos, que permite conocer la localización exacta del tumor y su morfología.

Red Asistencial Juaneda es el único grupo hospitalario que ofrece este procedimiento en Baleares y es uno de los pocos que disponen del equipo necesario para realizarlo en España. La Dra. Marta Casasús ha sido la especialista encargada de esta formación.

Casasús es oncóloga radioterápica especialista en braquiterapia ginecológica de Hospital Juaneda Miramar y ha sido la que impartido la formación a los doctores Carlos Reynaldo Oros, Marilyn Pérez y Javier Zeferino durante esta visita al Hospital Juaneda Miramar.

El objetivo de esta visita ha sido adquirir todos los conocimientos técnicos, organizativos y clínicos (imágenes, tiempos, logística…) para instalar el primer equipo SagiNova en el hospital mexicano, proceso que ha sido técnicamente tutorizado por el Grupo Juaneda.

La braquiterapia consiste en la administración de radiación desde el interior del cuerpo del enfermo, en la zona afectada por las células cancerígenas, mediante la implantación de unos aplicadores por los que circulará la fuente radioactiva.

En el quirófano se colocan los aplicadores en la zona del tumor. Luego se realiza una reconstrucción en 3D mediante un TAC de los aplicadores, y una resonancia magnética, para delimitar la zona tumoral a tratar con un equipo externa con una mini fuente radioactiva.

Este tratamiento mejora la precisión con la incorporación de una prueba diagnóstica, la resonancia magnética, junto con las imágenes del TAC. La utilización de ambas pruebas permite localizar el tumor con mayor exactitud y diseñar el mejor tratamiento en cada caso.

Es un procedimiento que afecta a una menor cantidad del tejido sano. Permite utilizar una alta dosis total de radiación para tratar una pequeña área en menos tiempo que la radioterapia convencional, según han informado fuentes científicas de la Red Asistencial Juaneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar