“Lo digo por primera vez públicamente, muy alto y muy claro: después de 18 años, esta es mi última legislatura”

ANTONI REAL / PRESIDENTE DEL COLEGIO DE FARMACÉUTICOS DE BALEARS

Nacido en Lloseta en 1958, Antoni Real Ramis preside el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Balears desde hace 18 años. Entró a formar parte de la estructura directiva del COFIB en 1994, como vocal de Ortopedia, y asumió la presidencia en el año 2000

P.- Doctor Real, ¿cuál es el secreto de su longevidad como presidente del COFIB?

R.- Antes de nada, me gustaría resaltar que estoy muy orgulloso de haber sido el presidente de una institución tan importante durante todos estos años. El secreto de la longevidad, como usted dice, reside en que he contado siempre con equipos de trabajo que me han puesto las cosas muy fáciles. Normalmente, cuando se permanece tanto tiempo en un cargo es fácil que surjan conflictos, y a veces muy serios, pero en mi caso jamás he dejado de tener la colaboración de los miembros de las diferentes juntas que he presidido. En otras palabras, el mérito no es mío.

P.- El COFIB no acostumbra a ser noticia por sus conflictos internos. ¿Quiere ello decir que los farmacéuticos conforman un colectivo especialmente unido?

R.- No es que estemos especialmente unidos. O, al menos, no más ni menos que otros grupos profesionales. Tal vez, la causa es que no somos tan mediáticos como otras instituciones, y también se debe a que hemos sabido derivar los problemas a los cauces correspondientes y tratarlos de manera interna. Por supuesto, no es que haya habido un afán de ocultación, ya que las asambleas del COFIB son públicas y cualquier farmacéutico puede asistir. Pero ha sido siempre en ese escenario, las asambleas, donde hemos discutido las posibles divergencias. Y la verdad es que en ocasiones he tenido que escuchar en esas mismas asambleas intervenciones nada elogiosas hacia mi labor, casi hasta llegar al insulto, a veces. Pero incluso con estas personas la relación ha seguido siendo cordial, porque hemos tenido claro que el debate debía producirse en la asamblea, y nunca fuera de ella.

P.- De todos los proyectos y actuaciones que ha impulsado a lo largo de su presidencia, ¿de cuáles se siente más satisfecho??

R.- Posiblemente, el momento más emotivo coincidió con mis inicios como presidente. Ya se podrá imaginar que éramos un equipo absolutamente novato en estas lides, y tuvimos que afrontar nada menos que la organización de los actos de celebración del centenario del Colegio, porque aunque los farmacéuticos, como profesión, existimos desde mucho tiempo antes, la creación de la institución como tal llegó después. La verdad es que estábamos muy nerviosos. Hoy, 18 años después, recuerdo esos momentos con una gran emotividad, sobre todo por lo que significó el acto a la hora de recoger y aprovechar el testimonio de los farmacéuticos más veteranos.

P.- ¿Hasta qué punto ha evolucionado la figura del farmacéutico a lo largo del tiempo?

R.- Hemos vivido muchas etapas. Hace 50 años, el farmacéutico elaboraba personalmente casi todos los productos que dispensaba en su establecimiento. Eran los tiempos de la farmacia artesanal, que más tarde dio paso a la farmacia industrial, en la que el componente artesano perdió claramente su protagonismo. Hoy en día, el rol del farmacéutico es la especialización. Ese es el camino a seguir, porque solo así podremos aspirar a cumplir con garantías el papel de consejeros de salud, siempre en directo contacto con el paciente, que la farmacia del siglo XXI está destinada a abordar.

P.- ¿Son rentables en la actualidad las oficinas de farmacia?

R.-.Entre finales de los ochenta y a lo largo de la década de los noventa, la farmacia era una actividad sumamente rentable, pero a partir de los años dos mil entró en vigor un mecanismo regulador del Gobierno central, a través de un Real Decreto, que impuso márgenes mucho más estrictos a nuestro crecimiento como sector, restringiendo márgenes económicos. Tanto es así que puedo asegurarle que con la venta de determinados medicamentos no se obtiene ningún beneficio, y en algunos ellos incluso se pierde dinero. Claro que es posible vivir dignamente de nuestro trabajo. Por otro lado, la farmacia es un sector sumamente heterogéneo. Hay muchos tipos de farmacia, y dentro de esta diversificación hay establecimientos más rentables que otros.

P.- También, y no hace demasiado tiempo de ello, los farmacéuticos afrontaron una crisis muy dura, al igual que el resto de la sociedad…

R.- Fueron unos tres años difíciles, pero en los que aprendimos mucho. Por supuesto, hubo un antes y un después de la crisis. Si un año antes de que el declive económico hiciera mella en el sector nos hubieran dicho que los pagos de los medicamentos se iban a retrasar por espacio de diez días, hubiéramos puesto el grito en el cielo. Pues bien, en los momentos más duros de la crisis, los retrasos llegaron a prolongarse hasta seis meses. Y al problema de los impagos se unió una seria recesión en las ventas. Fue una lección para todos de la que hemos sacado muchas enseñanzas.

P.- Balears fue la primera Comunidad Autónoma que implantó la receta electrónica, pero está siendo la última en activar la interoperabilidad de este sistema. ¿A qué causas se debe este retraso?

R.- En efecto, las islas se adelantaron a todas los otros territorios autonómicos a la hora de poner en marcha, al cien por cien, la receta electrónica. Sin embargo, la crisis económica paralizó las inversiones y el proyecto de interoperabilidad se frenó. Aun así, me alegra poder decir que si las previsiones se cumplen ya será una realidad a mediados o, como mucho, a finales del mes de junio, de manera que un ciudadano de otra Comunidad podrá retirar sin más trámite sus medicamentos en las oficinas de farmacia de Balears. E, igualmente, los residentes de las islas podrán hacer lo mismo cuando se encuentren en cualquier otro punto del país.

P.- Empezábamos la entrevista hablando de su longevidad como presidente del COFIB, y si usted lo permite la acabaremos con este mismo tema. ¿Hasta cuándo durará su larga etapa al frente del Colegio de Farmacéuticos?

R.- Mi actual mandato finaliza dentro de dos años y medio. Y aprovecho la oportunidad que me brinda Salut i Força para anunciar, muy alto y muy claro, y es la primera vez que lo hago públicamente, que no volveré a presentarme al cargo. Mi tarea ha finalizado, y es hora de dar entrada a otras personas. En el COFIB actual, y, de hecho, en la misma junta de gobierno, hay farmacéuticos absolutamente preparados para coger el relevo. Es mi última legislatura, eso es seguro.

Entrevista a Antoni Real Ramis. President del Col.legi Oficial de Farmacèutics de les Illes Balears. Programa Salut i Força a Canal 4 TV, dirigit i presentat per Joan Calafat (02-05-2018).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar