El Barómetro del IDIS muestra un usuario balear cada vez más satisfecho con la sanidad privada por el rápido acceso al especialista, a pruebas diagnósticas y al quirófano

Juan Riera Roca /
El Barómetro de la Sanidad Privada de 2017, realizado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) muestra en Baleares un usuario cada vez más satisfecho con el servicio, por encima del público, por el rápido acceso al médico especialista, a las pruebas diagnósticas y al quirófano.

Los beneficiarios de seguros sanitarios privados de Baleares muestran un alto grado de satisfacción con los servicios prestados, otorgándoles, según el barómetro, un 7,7 sobre 10, por encima del 6,8 de los datos recabados en 2015, una décima menos que en 2014 pero dos más que en 2013.

El nivel de satisfacción de los encuestados –todos ellos clientes de seguros privados –siguen valorando la sanidad pública por debajo de la privada, con una ‘nota’ de 6 en 2017, tres décimas inferior a la de 2015, dos décimas inferior a la de 2914 (y ello pese a que eran años de recortes).

Siguiendo con los datos del Barómetro del IDIS, las consultas al especialista y a pruebas diagnósticas son los servicios más utilizados por los encuestados, seguidas de la Atención Primaria, Urgencias y hospitalización, con índices de frecuentación muchísimo más bajos que esos dos servicios.

La sanidad privada ofrece una mucho mayor accesibilidad al especialista, visita al cual se puede solicitar directamente sin pasar por el médico de cabecera, lo que explica, probablemente, que muchas personas –conocedoras de la tipología de su enfermedad –elijan eludir ese trámite.

Uno de los grandes problemas de la sanidad pública, el de las listas de espera, se refleja especialmente en estos dos niveles: ver al especialista u obtener una prueba diagnóstica puede suponer meses de espera desde que se ve por primera vez al médico general. En la sanidad privada eso no sucede.

Tal vez por ello, o también por los esfuerzos de las compañías sanitarias en este sentido, los usuarios de la sanidad privada valoran con 7,5 o más todos los ítems referidos a atención y accesibilidad, especialmente el menor tiempo de espera para acceder a una intervención quirúrgica.

La cobertura de especialidades y profesionales es el atributo que mejor se valora en el aparatado que mide la calidad del servicio. Le sigue en el mayor margen de valoración reflejado en esta última encuesta la tecnología y los medios de los que se disponen en los centros sanitarios privados.

En lo que se refiere la valoración de los servicios generales, los asegurados otorgan en esta última encuesta la mejor nota sobre 10, pasando la media de 6,7 a 7,5. Los servicios mejor valorados son en 2017 la limpieza de instalaciones y equipos y el confort de las instalaciones.

barometro_baleares_2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud