La III Jornada de Salud reconoce el trabajo excelente de los servicios y profesionales del ámbito sanitario público y privado de las Illes


Juan Riera Roca /
La Conselleria de Salud celebró ayer la gala de la III Jornada de la Salud de las Illes Balears, con el objetivo reconocer proyectos e iniciativas diferenciales de los profesionales en varias áreas. El acto, encabezado por la presidenta del Govern, Francina Armengol, se celebró en el Teatre Principal de Palma, con la participación de equipos de todas las islas y de representantes de los sectores público y privado de la asistencia sanitaria balear.

La presidenta manifestó en el acto su satisfacción por poder celebrar con los profesionales de la sanidad “su capacidad y preparación”, que hace posible “garantizar la calidad del servicio en las Islas que constituye un pilar básico del bienestar en nuestra sociedad” y recordó el esfuerzo de los trabajadores “durante los años en que los recortes y las amenazas de cierre de centros” afectaban a un servicio que “gracias a su energía y entrega mantuvo la calidad y dignidad, a pesar de la situación”.

La responsable del Ejecutivo autonómico balear resaltó el cambio actual de rumbo en la gestión “con más inversiones en infraestructuras, más eficiencia en la utilización de los recursos y la convocatoria de casi 1.300 plazas de estabilización de empleo público, que son todas las que se podían hacer pero no todas las que quisiéramos, porque el Estado nos lo limita a través de una tasa de reposición que nosotros consideramos insuficiente”.

La presidenta del Govern recordó también -en el trascurso del acto -otras medidas de estabilidad impulsadas por la administración como “la firma de los acuerdos de carrera profesional, que han permitido que, desde 2016, ya la cobren los profesionales con más de 5 años de experiencia “y a la que se irán añadiendo otros para” reducir la temporalidad y consolidar los puestos de trabajo “de los profesionales en el ámbito sanitario.

Durante la gala se otorgaron galardones además de 80 proyectos individuales y colectivos. Éstos han sido agrupados en cinco áreas que se consideran esenciales y transversales en todos los colectivos que trabajan en salud de manera individualizada o comunitaria, ya sea en hospitales y centros de salud o en otras dependencias técnicas y de planificación. En la categoría de buenas prácticas, ética y excelencia se han premiado a treinta proyectos muy diversos:

Un ejemplo de ello serían: el proyecto Polimed, de revisión del tratamiento a la persona mayor polimedicada, del Área de Salud de Eivissa y Formentera, la implantación de la técnica SentiMag, de biopsia del Ganglio Centinela, a la Unidad de Mama del Área de Salud de Menorca; o el control de la tuberculosis en las Illes Balears, de la Unidad de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública y Participación.

En la categoría de formación, no solamente dirigida hacia los profesionales, sino también hacia los usuarios, particularmente niños y familias, han sido premiados siete proyectos, entre los cuales “la Habitación de hospitalización como sala de simulación”, de Mutua Balear, el taller “Maniobras para salvar vidas” que el 061 de Menorca ha realizado con alumnos de centros escolares o al Hospital Joan March reconociendo la tarea que se hace para dar a conocer las curas paliativas en diferentes ámbitos.

Se han reconocido 17 iniciativas que han querido promover una asistencia más amable y humana y también una atención más accesible. Una muestra son los proyectos: “La visita prenatal de reducción de estrés parental”, de la Unidad de Cuidados Intermedios Neonatales del Hospital Universitario Son Espases; “Cuidar en el área quirúrgica más allá de la técnica y la seguridad”, del Hospital Sant Joan de Déu, o la “Sala de rehabilitación infantil”, del Hospital Son Llàtzer.

Una cuarta categoría ha agrupado 11 proyectos de trabajo coordinado entre equipos y niveles asistenciales y para la sostenibilidad: el trabajo del 061 y Son Espases para recuperar, trasladar y reimplantar el brazo a un joven accidentado en Formentera; el proyecto multidisciplinar de atención farmacéutica a pacientes con esclerosis múltiple, de la Dirección General de Planificación, Evaluación y Farmacia y el proyecto “Moixets de bata blanca”, control de la colonia felina del Joan March.

También se premió la tarea de los 21 equipos en investigación: La creación del comité de ética asistencial de Atención Primaria de Mallorca; la aplicación que el Grupo Quirón Salud ha desarrollado para pedir cita a través de la pantalla del móvil; el Servicio de Sistemas de información y el Área de proyectos enfermeros del Hospital de Inca; la excelencia del grupo “Resistencia antibiótica y patógena de las infecciones microbianas del Idisba y la campaña “Mira, mira”, de la Dirección de Consumo.

También hay que destacar el galardón a Joana Maria Ramis, mejor proyecto Miguel Servet del Instituto de Salut Carlos III. La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha destacado el trabajo extraordinario de los colectivos que trabajan en el campo de la salud y ha añadido: “Es de esta manera, con la implicación directa y decidida de los profesionales y el compromiso de las administraciones como consolidaremos un sistema de salud universal, gratuito, excelente, y, sobre todo, al servicio de las personas”.

La consellera recalcó que “la promoción de la salud” abarca no sólo las acciones dirigidas a reforzar las habilidades básicas para la vida y las capacidades de los individuos, sino también “las acciones para influir en las condiciones sociales y económicas subyacentes y en los entornos físicos que influyen en la salud”. “Por eso –ha insistido- invertir en la mejora de la salud tiene que ser un objetivo compartido por las diferentes administraciones y por la población”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud