Son Llàtzer presenta a su comarca la reducción de las listas de espera, el aumento de la actividad médica y quirúrgica y sus inversiones en tecnología

Juan Riera Roca /
El Hospital Son Llàtzer ha puesto en marcha la Comisión de Participación Ciudadana del Área de Migjorn, órgano colegiado de participación, información y transparencia, que se ha reunido por primera vez. Durante la sesión, el gerente del Hospital, Francisco Marí, ha explicado la memoria de actividad y las inversiones efectuadas en el centro hospitalario durante el último año.

A la sesión de la Comisión han asistido el gerente del Hospital Son Llàtzer y del Hospital Joan March, Francisco Marí; el gerente de Atención Primaria de Mallorca, Miquel Caldentey, y el gerente del 061, Antoni Bellver. También han participado alcaldes y delegados municipales de sanidad de los ayuntamientos del área de influencia del Hospital.

Actualmente, el Hospital Son Llàtzer presta asistencia a unas 263.000 personas, población total de estos municipios, mientras que en 2003 —poco después de la apertura del centro— atendía a 223.000 personas. El gerente del Hospital, Francisco Marí, ha destacado el incremento en la actividad del Hospital en el último año. En 2016 se atendieron 327.970 consultas externas, 307.425 en 2015.

Las consultas externas aumentaron su actividad en un año en un 6,7%, lo que supone mantener un ritmo de crecimiento importante. Con relación a las urgencias, se atendieron 105.270 —con una media de 290 diarias—, mientras que en 2015 fueron 100.747. En cambio, el número de ingresos hospitalarios se ha mantenido estable respecto al año anterior, con un total de 17.135.

La espera para una intervención quirúrgica en más de seis meses ha pasado de 829 pacientes a principios de 2016 a 133 a finales de año. La media de demora ha pasado de 125 días a 79 en el mismo periodo. En cuanto a la actividad quirúrgica, el número de intervenciones en 2016 ha aumentado un 6,7%, pues pasaron de 12.795 en 2015 a 13.656 en 2016.

Los datos son también positivos en cuanto a las consultas: de las 8.545 personas que esperaban más de 60 días para una consulta en 2015 se ha pasado a 3.289, un 61% menos. Asimismo, la media de tiempo de demora para una consulta con el especialista ha bajado de 78 a 61 días. Todo ello es consecuencia de los planes de choque activados en estos años para reducir las listas de espera.

Las inversiones en alta tecnología efectuadas el año pasado superan los 8 millones de euros. Destacan 6 millones destinados a renovar el equipamiento asistencial (material de radiodiagnóstico, equipo de anestesia, lámparas y respiradores quirúrgicos, entre otros); más de 1 millón de euros destinados a obras (adecuación de los baños del Hospital Son Llàtzer y del Hospital Joan March), y otras inversiones en equipamiento informático. Marí ha explicado que está previsto continuar desarrollando el Plan de renovación tecnológica durante este año con una inversión aproximada de 4 millones de euros.

Comments
  1. Joana | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud