9 de cada 10 médicos advierten que los pacientes con diabetes tipo 2 padecen problemas cardiovasculares

Juan Riera Roca /
9 de cada 10 médicos advierten que los pacientes con diabetes tipo 2 padecen problemas cardiovasculares. Los especialistas advierten del elevado desconocimiento sobre la diabetes, tanto entre la población general como entre los pacientes, el 3,2% de los cuales cree que el azúcar alto es una enfermedad asociada a la diabetes tipo 2.

Los pacientes solo siguen el 65% de las recomendaciones médicas aunque reconocen que sí son cumplidores a la hora de acudir a las consultas. Entre el 50% y el 80% de las muertes en diabéticos se debe a enfermedades cardiovasculares y la esperanza de vida de aquellos que tienen riesgo cardiovascular se reduce hasta en 12 años.

A pesar de que las alteraciones cardiovasculaes son una de las principales y más graves complicaciones relacionadas con la diabetes tipo 2 (DM2), menos de 2 de cada 10 personas afectadas por esta enfermedad lo asocia con su dolencia y solo el 3,2% asocia los infartos con la diabetes tipo 2.

Esta realidad contrasta con la percepción de los profesionales: 9 de cada 10 médicos advierte que los pacientes con diabetes tipo 2 padecen riesgo cardiovascular. Estas son algunas de las conclusiones de la “Encuesta Creencias y Actitudes sobre la Diabetes” realizada por la Alianza Boehringer Ingelheim y Lilly en Diabetes.

Esta encuesta se ha realizado con el objetivo de conocer la percepción real sobre la enfermedad por parte de la población en general, de las personas con DM2 y de los principales especialistas involucrados en el tratamiento de la enfermedad. La diabetes se ha convertido en un grave problema global.

En 2015 –último periodo con las cifras de incidencia cerradas –causó la muerte de cinco millones de personas en el mundo. Uno de cada 11 adultos la padece, con una prevalencia que va en aumento y se estima que en el año 2040 será de 1 de cada 10, lo que da una idea del crecimiento de esta afección.

Más del 75% de los médicos encuestados afirma que los problemas cardiovasculares son la complicación que más les preocupa.
A pesar de la gravedad de la enfermedad, el resultado de la encuesta demuestra que la diabetes no se considera una afección grave y que la población no es consciente de sus complicaciones.

Existe un elevado desconocimiento sobre la misma, tanto entre la población general como entre los pacientes, el 3,2% de los cuales cree que el azúcar alto es una enfermedad asociada a la DM2. Además, 1 de cada 2 diabéticos en todo el mundo, aún no saben que padecen la enfermedad.

Más del 90% de los médicos encuestados recomienda a sus pacientes mantener hábitos alimenticios saludables y hacer ejercicio regular, dos de los pilares básicos en el tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, los profesionales sanitarios advierten que los pacientes solo siguen el 65% de sus recomendaciones.

La mayoría de los enfermos y población en general coinciden en señalar al médico de atención primaria como la principal fuente de información sobre buenos hábitos para prevenir y controlar la diabetes. Su influencia es decisiva en el cumplimiento de unos hábitos saludables para un mejor manejo de la diabetes.

También se le otorga un papel significativo a la hora de evitar complicaciones: las personas que reciben un nivel de información alto por parte del médico manifiestan cumplir en mayor medida los hábitos de prevención. Lo cual lleva al caso inverso: los enfermos desinformados sufren niveles de riesgo más elevados.

Los pacientes se muestran ávidos de información sobre la enfermedad, quieren saber cómo cuidarse y especialmente les preocupa cómo mantener su calidad de vida. En este sentido, 2 de cada 3 pacientes están interesados en conocer campañas informativas.

La información sobre la enfermedad, su prevención y riesgos, y hábitos higiénico-dietéticos son los aspectos más demandados. No obstante, sólo un 13,6% valora recibir información sobre los riesgos cardiovasculares, aunque esta sea una de las principales preocupaciones de los médicos encuestados

La encuesta se llevó a cabo entre junio y julio del año pasado mediante a más de 2.800 personas de toda España (2.395 personas sin DM2 y 411 diagnosticadas con la enfermedad). En la encuesta a los profesionales médicos se entrevistaron mediante un cuestionario online.

De ese modo fueron consultados 201 médicos de atención primaria, 81 internistas, 62 endocrinos y 61 cardiólogos entre los meses de septiembre y noviembre del 2016. El diseño muestral en la encuesta a los pacientes y a la población en general es representativo de la población por género, edad y residencia.

En enero de 2011, Boehringer Ingelheim y Eli Lilly and Company anunciaron una alianza en el campo de la diabetes que se centra en cuatro compuestos en desarrollo que representan a varias clases de tratamientos. La alianza aprovecha los éxitos de ambas empresas, que son dos de las empresas farmacéuticas líderes del mundo.

De ese modo se combinaron los sólidos antecedentes de Boehringer Ingelheim en cuanto a innovación basada en la investigación y la innovadora investigación de Lilly, además de su experiencia y su historia de pionera en el campo de la diabetes. Al unir fuerzas, las empresas demuestran compromiso con la atención de los pacientes.

Boehringer Ingelheim “Aportar valor a través de la innovación”
El grupo Boehringer Ingelheim es una de las 20 compañías farmacéuticas líderes en el mundo. Con sede en Ingelheim, Alemania, trabaja globalmente con 146 afiliadas y cuenta con más de 47.700 colaboradores/as.

Desde su fundación en 1885, la compañía de propiedad familiar se ha comprometido con la investigación, el desarrollo, la producción y la comercialización de nuevos productos de alto valor terapéutico para la medicina humana y animal. La responsabilidad social es un elemento clave en la cultura de empresa de Boehringer Ingelheim.

Por ello, la compañía participa en proyectos sociales, como la iniciativa Making More Health, y cuida de sus colaboradores/as y familias. El respeto, la igualdad de oportunidades y la conciliación entre la vida laboral y la familiar constituyen la base de la cooperación mutua.

En cualquier actividad que lleva a cabo, la compañía pone el foco en el medio ambiente y la sostenibilidad. Boehringer Ingelheim se instaló en España en 1952, y a lo largo de estos más de 60 años ha evolucionado hasta situarse entre los primeros 15 del sector farmacéutico de nuestro país desde Sant Cugat del Vallès.

Lilly aporta a los pacientes tratamientos revolucionarios que les posibilitan vivir más tiempo, más sanos y con mayor calidad. Desde 1923, Lilly ha sido el líder de la industria en terapias pioneras para ayudar a que los médicos mejoren las vidas de las personas con diabetes, y a continuar con la investigación en medicamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud