“El sistema Stretta evita con eficacia la cirugía en pacientes con reflujo gastroesofágico y hernia de hiato”

RAMIRO AMURRIO FERNANDEZ Y VALERIO CORAZZA / ESPECIALISTA EN CIRUGIA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO DE LA UNIDAD DE REFLUJO Y MOTILIDAD

RAMIRO AMURRIO FERNANDEZ Y VALERIO CORAZZA / ESPECIALISTA EN CIRUGIA GENERAL Y DEL APARATO DIGESTIVO DE LA UNIDAD DE REFLUJO Y MOTILIDAD

Los doctores Ramiro Amurrio Fernandez y Valerio Corazza son especialistas en Cirugia General y del Aparato Digestivo de la Unidad de Reflujo y Motilidad. Estos dos especialistas son los pioneros en el desarrollo y aplicación en Baleares de la tecnología Stretta, una solución para muchos pacientes de reflujo gastroesofágico y hernia de hiato que podrán, de este modo, librarse de la cirugía y obtener resultados definitivos y estables. Aunque el sistema Stretta, que se basa en aplicar una radiofrecuencia en la zona afectada y con ello generar una hipertrofia muscular que soluciona el problema, precisa para su indicación de una serie de estudios previos con una tecnología de última generación que también aplican estos especialistas. El sistema Stretta consta del catéter, un aparato flexible de un sólo uso con electrodos de aguja y el generador RF Mederi. El procedimiento Stretta generalmente se realiza en una unidad de endoscopia o en una unidad de cirugía ambulatoria. El procedimiento crea lesiones térmicas en el músculo del esfínter esofágico inferior (LES) y el cardias gástrico. El catéter se coloca en la unión del esófago y el estómago (unión GE). El balón integrado se infla y entonces se extienden los electrodos de aguja desde el aparato al tejido objetivo. La energía de radiofrecuencia (RF) con temperatura controlada se suministra a través de las agujas para crear evacuaciones de colágeno en los las zonas de tratamiento. Con el tiempo esto provoca la contracción tisular y disminuye la distensibilidad del esfínter. Los especialistas explican este proceso, que preceder a una serie de pruebas de alta resolución.

P.- ¿Cuál es el principal y más novedoso abordaje para esta patología, la enfermedad por reflujo gastroesofágico?

R.- El problema del reflujo gastroesofágico es que se trata de una patología muy frecuente que requiere de tecnología médica, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento. Nuestro equipo de la Unidad de Reflujo Gastroesofágico tiene a su disposición la tecnología necesaria para realizar un diagnóstico adecuado y correcto. Esta tecnología incluye lo que se denomina ‘pH-metría con impedancia multicanal’ y también la ‘manometría esofágica de alta resolución’.

P.- ¿En qué consisten estas técnicas?

R.- Con la manometría esofágica de alta resolución lo que hacemos es diagnosticar si el esófago tiene algún trastorno motor o si la unión esófagogástrica– es decir, la barrera antirreflujo –funciona correctamente. Es fundamental hacer un diagnóstico adecuado para posteriormente hacer un tratamiento adecuado. En estos momentos nuestra manometría de alta resolución es el único equipo de esta tecnología que existe en Baleares. Y es un procedimiento de capital importancia para hacer un diagnóstico adecuado, estandarizado a nivel mundial.

P.- Imagino que esta estandarización significa que utiliza un lenguaje universal para leer e interpretar los resultados.

R.- Así es. Hay una nueva clasificación, la Clasificación de Chicago qué es universal, de tal manera que los resultados de estas pruebas los pueden leer aquí, los pueden leer en Madrid y del mismo modo los pueden interpretar también en Nueva York. Este primer procedimiento del que le hablo se distingue de la manometría convencional porque es de alta resolución.

P.- ¿Qué ofrece este sistema al médico que realiza el estudio?

R.- Este sistema muestra una imagen en tres dimensiones de lo que está ocurriendo en el esófago. En aquellos pacientes que tienen un trastorno motor esofágico, es decir que tienen una falta de fuerza en el músculo esofágico, si se les hace una cirugía antirreflujo resulta que luego no pueden atravesar la válvula que ha colocado el cirujano. Por eso es tan importante que se haya hecho un buen diagnóstico previo para imponer un tratamiento acertado y eso nos lo da la manometría esofágica.

P.- Hablaba también de otra técnica.

R.- Sí, por otra parte tenemos también la ph-metría con impedancia, que es una tecnología que se diferencia de la ph-metría convencional porque diagnóstica el tipo de reflujo, es decir si el reflujo es ácido, alcalino o es mixto. Conocer estos datos hace que el enfoque terapéutico cambie. A todos los pacientes que tienen reflujo ácido el médico les da antiácidos protectores de estómago, pero si tienen reflujo alcalino los protectores gástricos no le sirven. Además si tienen un reflujo alcalino la cirugía antirreflujo tiene que ser diseñada de distinta manera. No es lo mismo tener un reflujo ácido que tener un reflujo alcalino.

P.- Y todo eso lo muestra este procedimiento…

R.- La ph-metría con impedancia te indica si el reflujo es ácido o alcalino, si es a gases, si esa líquidos o si esa sólidos. O si el reflujo llega solo hasta el tercio medio, el tercio inferior o el tercio superior. La phmetría con impedancia diagnostica también si el paciente tiene micro aspiraciones. Esto es especialmente útil en aquellos pacientes que tienen asma crónico y se lo están tratando. Muchas veces estos pacientes no saben a qué se debe ese asma. Cuando se les hace una ph-metría con impedancia se puede detectar si se producen micro-aspiraciones durante la noche y que ello deriva en la generación de un asma crónico. Esto se diagnóstica, si es el caso, se opera y los pacientes se curan de ese problema.

P.- Y llegamos a las posibilidades del Stretta.

R.- Dentro de este arsenal terapéutico entra también el Stretta. Se trata de una nueva tecnología diseñada para tratar el reflujo en determinado tipo de pacientes. El reflujo gastroesofágico se genera cuando el contenido del estómago ‘sube’ de nuevo por esófago. En esos casos es necesario instaurar un tratamiento. El sistema Stretta no sirve para todos los pacientes, es el más adecuado en aquellos casos en lo que se padece un reflujo por incompetencia de la zona inferior del esófago, en pacientes que tienen una hernia de hiato de grado 1. A estos pacientes se les puede aplicar la tecnología Stretta y evitar la cirugía.

P.- ¿En qué consiste?

R.- Consiste en colocar una sonda a través de la boca, del mismo modo que se haría una endoscopia. Se localiza cómo está el esfínter esofágico inferior y la lesión que produce el reflujo y se aplica una radiofrecuencia a ese nivel. Eso provoca una hipertrofia muscular de esa zona que cierra el esfínter esofágico inferior. Los pacientes notan los resultados de la intervención al cabo de unos cinco o seis meses, experimentando una franca mejoría, pudiendo incluso dejar de tomar Omeoprazol.

P.- Comentaba que no todos los pacientes son candidatos a este tratamiento.

R.- Así es. Pero la tecnología Stretta evita que todos los pacientes tengan que ser sometidos a cirugía antirreflujo o tipo Nissen por laparoscopia, que por ser cirugía, aunque se haga a través de pequeños orificios, siempre es algo agresiva. Hay pacientes con un problema de incompetencia valvular. Es ahí donde entra el sistema Stretta, para tratarlos de una forma no agresiva y no invasiva, con buenos resultados ya demostrados a nivel internacional.

P.- ¿Es una intervención compleja?

R.- Este procedimiento se desarrolla con sedación, no es necesaria la anestesia total. El proceso dura una hora, después del cual el paciente se puede ir a su casa, no es necesaria la intervención hospitalaria. Bajo sedación se hace una endoscopia para localizar el punto donde se ha de realizar la intervención y se aplica el sistema. Pero es imprescindible –insisto –seleccionar bien los pacientes.

P.- Esa es una de las claves…

R.- Eso se consigue con la tecnología adecuada. Ahí entra la manometría de alta resolución, la ph-metría con impedancia, etcétera. Los pacientes se hacen un estudio adecuado, se seleccionan y se decide si se va a aplicar en cada caso un sistema Stretta o no.

P.- ¿Cuál es el perfil del paciente beneficiario del Stretta?

R.- El perfil del paciente de esta tecnología es el de un enfermo que sufre reflujo, con una hernia de hiato de grado 1. Ya le digo que no todos los pacientes se pueden tratar con esta nueva tecnología. A una persona que sufre una hernia de hiato grande, grado 2 o 3, no se le podría aplicar el sistema. A todos los pacientes se les hace por ello y en primer lugar un estudio de pruebas funcionales. Primero, para ver cómo está el esfínter esofágico, si tiene una hernia de hiato. De ahí se le puede decir al paciente si va a ser un candidato para cirugía anti reflujo típica (Nissen por laparoscopia) o si se puede beneficiar del sistema Stretta.

P.- Y el paciente queda curado.

R.- Los efectos se notan luego, transcurrido un plazo de unos seis meses. La radiofrecuencia que se aplica ofrece resultados, cuya validez se ha publicado ya en la literatura científica. El paciente refiere una mejoría máxima tras ese plazo. Esto es porque la intervención provoca es una hipertrofia de la zona donde se aplica la radiofrecuencia, el músculo crece. Es un tratamiento bastante efectivo, y si falla siempre hay otras alternativas. Nosotros pensamos que siempre hay que partir de un tratamiento que suponga una agresión menor hacia otros, de no funcionar el primero, que supongan una agresión mayor. Las indicaciones del Stretta son claras: reflujo gastroesofágico y una hernia de hiato de grado 1.

Más información: Dr.Ramiro Amurrio Fernández
Tel. +34 652 08 02 07
amurrioraf@hotmail.com

Comments
  1. Vanessa Guzman | Responder
  2. Rosa | Responder
  3. Susana | Responder
  4. Aracelis Hernandez | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar