El papel del reconocimiento médico en la medicina del deporte

El doctor Josep María Garriga, cardiocirujano del grupo Clinic Balear.

El doctor Josep María Garriga, cardiocirujano del grupo Clinic Balear.

El deporte a cualquier edad es beneficioso para la salud y previene muchas enfermedades. No obstante, el doctor Josep María Garriga, cardiocirujano del grupo Clinic Balear, advierte de que todos los deportistas, ya sean profesionales o amateur, deberían someterse a reconocimientos médicos específicos con asiduidad, y en especial antes de practicar deporte intenso. Realizar un examen médico exhaustivo con cierta periodicidad es fundamental para saber si nuestro corazón está en buen estado para la práctica deportiva.

Un reconocimiento médico es el conjunto de pruebas diagnósticas que se realizan para comprobar si hay posibles lesiones o alteraciones en el organismo. El reconocimiento médico deportivo es recomendable realizarlo cada vez que se vaya a practicar una nueva actividad deportiva, y en el caso de los deportistas profesionales, al menos anualmente.

Podemos encontrar diferentes protocolos para reconocimientos médicos según los objetivos, pero con elementos comunes a todos ellos, como son: Anamnesis: entrevista previa que configura el historial clínico del paciente (datos personales, hábitos, posibles dolencias, medicación, enfermedades u operaciones previas, etc.).

Exploración: medidas antropométricas (peso, talla, índice de masa corporal), toma de constantes vitales (tensión arterial, frecuencia cardiaca, etc.), espirometría (prueba respiratoria), aparato locomotor, etc. Pruebas complementarias: espirometría (prueba respiratoria), analítica de sangre y de orina, electrocardiograma, test de esfuerzo, etc.

En función de los resultados del reconocimiento médico, el cardiólogo estimará la necesidad de realizar alguna prueba de tipo genético para descartar patologías congénitas que puedan llevar a otro tipo de alteraciones cardiovasculares: “La patología cardiovascular es la causa más frecuente de muerte súbita. Esta se puede producir debido a una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada, por lo que deja de latir si no se aplica de forma rápida una descarga eléctrica (Desfibrilación). La mayoría de pacientes que sufre una muerte súbita ha padecido un problema cardiaco no detectado o algún tipo de alteración genética. En estos casos es importante realizar, además del chequeo médico, un estudio genético para develar posibles cardiopatías congénitas y detectar si hay otros familiares que hayan sufrido o puedan sufrir el mismo episodio», explica el experto.

Es importante realizar todas estas pruebas en centros médicos altamente especializados. Más información: Unidad de Prevención Grupo Clinic Balear – Tel. 971 46 62 62
Hospital Clinic Balear – Tel.971 44 30 30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar