Los ciudadanos de Baleares pueden renovar la tarjeta sanitaria de forma gratuita desde el día 4

tarjeta-sanitaria-gratuitaLa tarjeta sanitaria individual permite acceder a los servicios sanitarios establecidos en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y a las prestaciones adicionales que garantiza el sistema sanitario público de Baleares / No es necesaria su renovación si no ha caducado aún

Los ciudadanos de la Comunitat Autónoma de les Illes Balears (CAIB) pueden ya renovar sus tarjetas sanitarias gratis desde el pasado lunes 4 de enero, en cumplimiento del calendario legislativo que obligaba a posponer esta promesa electoral del tripartito que apoya a Ejecutivo autonómico hasta la entrada en vigor de los presupuestos de 2016.

El Govern ha eliminado el pago de la tasa para la emisión de la tarjeta sanitaria mediante su derogación a través de la Ley de Presupuestos de la Comunitat Autónoma, tal como anunció la presidenta del Govern y secretaria general del PSIB-PSOE, Francina Armengol, como una de las medidas más urgentes de los primeros meses del Ejecutivo.

Así, los usuarios dejarán de abonar los 8,43 euros que hasta ahora tenían que pagar para renovar su documento sanitario individual. Durante el año 2015 se emitieron un total de 218.679 tarjetas sanitarias. Por islas, 171.764 se expidieron en Mallorca; 14.932 en Menorca; 29.658 en Eivissa y 2.325 en Formentera. Desde el IbSalut se señala que el hecho de que a partir de este mes la tarjeta sanitaria vuelva a ser gratuita –tras derogarse la polémica medida que en su día supuso la interposición de este peculiar ‘copago’ dentro de las acciones de contención del déficit arbitradas por el anterior Govern –no obliga a efectuar esa renovación si la tarjeta no ha caducado aún.

El Servicio de Salud recuerda a las personas interesadas que el trámite para la renovación de la tarjeta sanitaria se puede hacer concertando una cita al teléfono 902 079 079 o inscribiéndose en su centro de salud. Cualquier información sobre los trámites a seguir se puede consultar a través de la web del Servicio de Salud (www.ibsalut.es). La tarjeta sanitaria individual permite acceder a los servicios sanitarios establecidos en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud y a las prestaciones adicionales que garantiza el sistema sanitario público de las Islas Baleares, de modo que el paciente debe tenerla actualizada para ver garantizada la atención en todo el Estado.

Los motivos que obligan a renovar la tarjeta sanitaria son los siguientes: la caducidad o la necesidad específica de una renovación anticipada; la pérdida, deterioro o robo del documento y necesidad de la renovación para la incorporación al fichero sanitario de la actualización de datos del usuario si es que éstos han sufrido cambios sustanciales recientes. Para proceder a la renovación los usuarios del sistema sanitario público (que desde otra reciente reforma del actual Govern son todas las personas, incluso los inmigrantes sin papeles) tienen que acudir a su centro de salud y aportar la siguiente documentación: el DNI o el NIE y una fotografía en color reciente de la cara de la persona titular. La fotografía tiene que tener el mismo formato que la del DNI: la medida tiene que ser de 32 x 26 mm, la persona tiene que aparecer de frente, con la cabeza totalmente descubierta y sin gafas de sol ni cualquier otra prenda de ropa que pueda dificultar la identificación, y el fondo tiene que ser claro y uniforme.

En la tarjeta figurarán el número del documento de identidad, el código de identificación personal del Sistema Nacional de Salud (SNS) y el código de identificación personal autonómico. Con esta tarjeta se puede acceder a los servicios sanitarios públicos o concertados (previa derivación) del sistema sanitario público y a los del conjunto del SNS.

La tarjeta sanitaria incluye una fotografía que permite identificar a la persona titular y acceder de manera segura a su historial clínico. Las principales ventajas son, primeramente, que asegura la identificación inequívoca de la persona titular con la inclusión de la fotografía.

En segundo lugar, favorece que se haga un uso racional, eficiente e individualizado de los recursos sanitarios a los cuales da acceso. Facilita la localización de los pacientes en los sistemas de información y evita el uso fraudulento de la tarjeta sanitaria que con otros procedimientos más rudimentarios era posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar