“Tenemos que solucionar las listas de espera, recuperar atención primaria, remodelar hospitales…”

El doctor Juli Fuster, director general del IbSalut

El doctor Juli Fuster, director general del IbSalut

El doctor Juli Fuster, director general del IbSalut, analiza en Ib3 TV los problemas y objetivos del sector sanitario

Del nuevo director general del IbSalut, Juli Fuster, se pueden decir muchas cosas, pero no que sea ‘nuevo’. Desde que en 1980 ha ejercido intensamente sus dos pasiones, la medicina, como médico de familia, y la gestión sanitaria. Su nombramiento ha sido recibido con satisfacción y tranquilidad por el colectivo profesional médico, que lo conoce y lo respeta. Hace pocos días pasó por los platós de Ib3 Televisió, con Joan Calafat. Este es el resumen de la entrevista.

FALTA DE PRESUPUESTO.- El doctor Fuster no ocultó, para comenzar, su preocupación por la situación heredada: “Los objetivos del anterior Govern eran hacer recortes, pero lo que era dar un buen servicio sanitario probablemente no estaba entre sus prioridades. Por ello nos encontramos en una situación complicada, con un presupuesto [heredado de la anterior legislatura] totalmente insuficiente, que nos basta para llegar a final de año.”

Afortunadamente –añadió –los profesionales están ayudando a paliar el impacto de los recortes: “Por suerte tenemos unos profesionales extraordinarios que se han volcado en la atención y es por ello que muchas personas no son tan conscientes de los recortes y las demoras. Hay que comenzar por agradecerles ese esfuerzo. Aun así, habiendo estado los últimos meses ejerciendo otra de mis grandes vocaciones, la de médico de familia, me he dado cuenta de las frecuentes quejas de los pacientes por las listas de espera.”

En ese sentido, Juli Fuster tuvo un recuerdo especial para esos profesionales que han trabajado en un sistema al borde del colapso: “Los gastos de personal han bajado un 18% en estos cuatro años. Eso da una idea de las pérdidas sufridas por el personal y de las plazas que han sido eliminadas. Nuestro primer trabajo, en estos momentos, ha sido escuchar: a los sindicatos, a los jefes de servicio de Medicina y de Enfermería y con muchos otros profesionales para tomar las medidas oportunas. El estado de ánimo de los profesionales no es el mejor, tras los recortes y los sufrimientos que han generado.”

LISTAS DE ESPERA.- Entrando en materia, Fuster asume que el problema de las listas de espera es el más grave del momento: “A mi consulta de Primaria venían pacientes y me decían: ‘¿Se acuerda que hace un año me derivó usted al especialista? ¡Pues todavía no me han llamado’. En ocasiones había que llamar al especialista y rogarle que atendiera a ese paciente. Las demoras han empeorado exponencialmente en estos cuatro años. En 2011 nadie esperaba más de 6 meses para operarse; ahora hay un par de miles; nadie esperaba más de un año y ahora hay más de 500.”

Un problema que unas especialidades sufren más que otras: “Hay que dar un mensaje de tranquilidad. Todo lo que es patología grave y urgente –cáncer, corazón –se resuelve inmediatamente, sin esperas. Todo lo demás sí que tiene. Y aunque no sean casos tan graves hay que tener en cuenta que ahí hay una persona que sufre, que tiene su vida, su trabajo, condicionados. Y por eso estamos obligados a resolver su problema. Las especialidades con más espera en estos momentos son Traumatología y Oftalmología.”

Para ello estamos elaborando un plan de choque “que pasa por ser eficientes en la jornada normal, pero como eso no bastará habrá que hacer actividad extraordinaria, siempre que podamos con nuestros propios recursos. Y solo concertaríamos si con estas medidas no diéramos abasto.”

Fuster no duda que la culpa de que las listas de espera se hayan disparado es de los recortes y así lo expresó: “¿Qué porqué se ha llegado a esta situación de graves demoras? Claramente, por los recortes. Antes había una actividad extraordinaria que permitía mantener la espera en unos niveles aceptables.”

Fuera de los quirófanos las cosas tampoco están bien: “Las demoras para la consulta del especialista o para las pruebas diagnósticas casi nos preocupan más que las quirúrgicas porque en ese momento aún no se sabe lo que tiene el paciente. Estas listas de espera de consultas han empeorado muchísimo: de 30 días a casi 70. Y para algunas especialidades mucho más. Igualmente para pruebas radiológicas, mamografías, colonosocopias…”

PAPELES A SIN PAPELES.- Lo cierto es que la actual administración ha entrado pisando fuerte, cumpliendo la promesa de devolver la tarjeta sanitaria a los ‘sin papeles’: “Estamos muy satisfechos de haberlo podido hacer de una manera tan rápida. Había que corregir una injusticia, porque la sanidad se financia por impuestos, no por cuotas de la Seguridad Social, de modo que es justo que todas las personas que pagan impuestos reciban atención sanitaria. Y esas personas, los inmigrantes ‘sin papeles’, las personas más débiles, también pagan impuestos: cuando compran comida, cuando pagan un transporte público… por eso la situación era injusta.”

Un proceso que se está desarrollando con total normalidad: “Ya tenemos 500 personas con el derecho a la atención sanitaria reconocido. Hay que tener en cuenta que muchas de estas personas han tenido que huir de su país por guerras o por la simple necesidad de subsistir. Suelen ser jóvenes y sanos. Quitarles la tarjeta sanitaria fue una medida que no se aguantaba de ninguna manera, ni desde una visión económica: esas personas no son las que encarecen la sanidad de estas islas; al revés.”

LA FINANCIACIÓN.- Fuster no elude que para seguir con estas políticas hará falta más dinero: “Formamos parte de un Govern sustentado por tres partidos, todos los cuales han expresado que sus prioridades son las políticas sociales, la educación y la salud. Por ello esperamos que se mejore la financiación. Para eso tenemos que negociar con el Gobierno central y obtener una mejora general de la financiación de la CAIB.”

ATENCIÓN PRIMARIA.- Entre tanto, los objetivos están claros. Uno de ellos es ‘recuperar’ la atención primaria: “Siempre oímos decir que la atención primaria ha de ser el eje de la sanidad, pero si analizamos lo que ha pasado estos últimos años vemos que los presupuestos que han bajado más han sido los de atención primaria (un 20%) y los destinados a programas de salud pública (un 50%). Consideramos que la atención primaria ha de ser uno de los elementos más potentes de la sanidad porque en los países donde está bien desarrollada resuelve el 90% de los problemas de salud de las personas, que se dice pronto. Hoy los profesionales están desmotivados, por los recortes, por la falta de recursos y por la falta de comprensión. Intentaremos rehacer todo esto.”

HOSPITALES PÚBLICOS.- Otro, mejorar las condiciones de los hospitales públicos: “El Hospital de Manacor es el que tiene más necesidades en estos momentos, tras casi 20 años desde su apertura y no solo es el tiempo que ha pasado, sino que se diseñó para 80.000 o 90.000 habitantes y la zona ahora tiene 130.000 y en verano muchas más. Se ha vuelto pequeño y ha envejecido. En la legislatura 2007-11 ya detectamos el problema y diseñamos un plan director que luego no se ejecutó. Ahora modernizaremos aquel plan y haremos un hospital que a corto o medio plazo no se nos vuelva a quedar pequeño.”

Sin olvidar Son Llàtzer: “Es el segundo hospital más viejo. Han pasado 15 años desde su apertura y eso a nivel de dotación y equipamientos se nota. Hay equipos médicos que ya están viejos. Habrá que hacer un esfuerzo ahí. Son Espases es el que menos ha sufrido la crisis, por ser nuevo y estar ahora en su momento de esplendor, aunque también tiene sus necesidades. Y sobre todo, se desarrollará el proyecto de Govern de la Facultad de Medicina.”

Y sin obviar las políticas para el servicio de salud de Menorca y Pitiuses: “En Ibiza, el nuevo Can Misses, recién abierto, tiene aún los problemas del traslado. Habrá que desarrollar el centro de salud en la ubicación del antiguo hospital y un centro sociosanitario. Además, nos gustaría que en estos cuatro años se tuviera que desplazar el menor número posible de personas entre islas por motivos de salud. Intentaremos que sean los especialistas de Son Espases y Son Llàtzer los que vayan a Menorca y Pitiusas, desarrollando servicios compartidos entre hospitales.

Comments
  1. Gilipuer | Responder
  2. Sum sum | Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud
Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayuda promocionar la salud

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar