Toda la suerte del mundo para la nueva consellera de Salut

patricia-gomezDesde Salut i Força queremos brindar nuestra más cordial bienvenida a la nueva consellera de Salut, Patricia Gómez. Su trayectoria personal, profesional y política avala su profundo conocimiento del sector sanitario, ya que, de hecho, no es esta su primera experiencia en un alto cargo del Govern autonómico.

Estamos convencidos de que sus periplos anteriores en la administración le servirán de guía y de referencia para otorgar la máxima importancia al diálogo y la capacidad de su consenso como elementos cruciales a la hora de ejecutar una política sanitaria que, lejos de generar controversia, redunde en efectos positivos para la que es, sin duda, uno de los ejes neurálgicos del Estado de Bienestar.

Mención aparte merece el hecho de que la Conselleria de Salut esté dirigida por un miembro del colectivo de enfermería. De entrada, esta es una magnífica noticia, y no solo para el sector, que como era de esperar ha recibido con alborozo la noticia de este nombramiento, sino para todos los ciudadanos de Baleares. Sin menoscabar, ni mucho menos, los conocimientos y méritos del resto de profesionales de la gran familia sanitaria, nadie puede cuestionar que los enfermeros y enfermeras son los interlocutores más directos y accesibles de los pacientes y de los usuarios del sistema de salud.

La paciencia, la constancia, la humanidad que los profesionales de enfermería demuestran, un día tras otro, en el ejecicio de su compleja y difícil labor otorga credibilidad y grandes expectativas a la designación de Patricia Gómez como consellera de Salut.

Por nuestra parte, deseamos toda la suerte del mundo a la nueva consellera. En Salut i Força, el periódico de referencia de la información sanitaria en Baleares, encontrará un interlocutor leal y constructivo que comparte con los responsables políticos la necesidad de elevar, entre todos, el listón de la calidad asistencial en nuestra Comunidad Autónoma.

Este es el gran reto que Patricia Gómez y todo su equipo tienen por delante, y es también el desafío del conjunto del sector sanitario, y por supuesto también de los medios de comunicación.

Cuando empieza una nueva etapa política resulta inevitable hablar de los tópicos cien días de gracia.

Este es el margen que, teóricamente, necesitan los gobernantes que acaban de asumir sus responsabilidades para hacerse una composición de lugar de las prioridades que deberán atender durante su mandato, y poner los primeros cimientos de la tarea que desarrollarán.

Lógicamente, por parte de Salut i Força, Patricia Gómez cuenta con esos cien días de gracia. Y con algunos más si hace falta. Porque la verdadera importancia de un cambio de gobierno, legitimado en las urnas por la voluntad del conjunto de ciudadanos, reside en la capacidad de la administración entrante para hacerse eco de las inquietudes de los electores y poner remedio a los problemas y dificultades que puedan existir en un ámbito concreto.

Y eso necesita tiempo, sin duda. Y no solo tiempo, sino también concentración y perseverancia. Estamos convencidos de que la nueva consellera de Salut sabrá responder con diligencia, compromiso e implicación las altas expectativas que su designación ha creado.

Mucha suerte, consellera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar