José Ramón Bauzá / Presidente del Govern balear: “En estos años la sanidad pública ha mejorado en el sentido de que hemos podido mantenerla”

José Ramon Bauzá

José Ramon Bauzá


A pocos meses, prácticamente semanas, de las elecciones, el presidente José Ramón Bauzá acude a los estudios de Ib3 Radio y resume ante los oyentes de Salut i Força estos años de ahorro, de reformas, de –a su juicio –pasos necesarios para reflotar una sanidad pública que estaba a punto de hundirse por la insostenibilidad financiera, fruto de años de no contención del gasto público. Ésta es la versión en papel de aquella entrevista, emitida el 20 de febrero. El lunes 23 estará disponible en sus centros sanitarios.

P.- Comenzamos con la más cercana actualidad. Esta tarde [la del viernes 20 de febrero] han concluido las sesiones de declaraciones ante la Comisión Parlamentaria de Investigación de Son Espases. ¿Qué conclusiones saca de este proceso?

R.- Yo no debo hacer valoraciones en sí mismas. Creo que ha sido adecuado que se produjera esta comisión. Era una propuesta del Grupo MES a la que nosotros dimos apoyo porque no queríamos que se pusiera en duda, no solo toda la gestión de un Govern, sino también todo lo que implica. En lo que respecta a Son Espases creemos que había que enfocarlo desde el punto de vista de conjunto, de la licitación, de la adjudicación, de la construcción, de los modificados, todo su entorno. Es decir, no queremos esconder absolutamente nada; ni de la gestión del PP ni de la gestión del Pacte. Por eso cuando MES nos propuso la comisión nosotros dijimos que sí, curiosamente a diferencia del PSOE cuyo grupo ha sido el único que se ha opuesto a que esta comisión se realizara. Y nosotros, para que no hubiera ninguna duda, no vetamos la presencia del señor Bárcenas, igual que hoy [el viernes 20 de febrero] el señor Matas. El Partido Popular ha querido dar la máxima transparencia a todo lo que se refiriera al Hospital de Son Espases.

P.- Siguiendo con la actualidad de hoy [viernes 20 de febrero] esta mañana ha inaugurado usted el II Foro sobre asistencia sanitaria, turismo y salud. ¿Qué opinión tiene de la posibilidad de reforzar las expectativas de las Islas Baleares como destino preferente de turismo sanitario, como se propugna desde el cluster creado por grupos de hospitales privados?

R.- Este II Foro viene también vinculado a que ahora las Islas Balares tenemos la presidencia de la Eurorregión Pirineos-Mediterráneo, en la que pedimos que se tuviera muy en cuenta todo lo que hiciera referencia al ámbito turístico, dentro del cual hay que considerar que muchos turistas eligen su destino por tener la posibilidad de una asistencia sanitaria de calidad. En Baleares tenemos una asistencia y una respuesta sanitaria de primerísimo nivel, y no hago diferencias entre la sanidad privada y la pública, porque considero que es solo una y que solo se diferencia en la manera de gestionarla. La alta calidad de nuestros profesionales sanitarios hace que muchos turistas prefieran venir a las Islas.

P.- Se acercan unas semanas especialmente exigentes previas a unas elecciones municipales y autonómicas. ¿Cómo se encuentra, personal, anímica y físicamente para afrontar este reto?

R.- Pues en todos esos ámbitos, muy bien, muy animado, con muchas ganas. Con la importancia además de asumir la responsabilidad como partido que da soporte al Govern y como Govern, de todas las exigencias de esta Legislatura que ha sido la más reformista de la historia de la CAIB, porque era imprescindible tomar muchas y muy importantes decisiones. Asumimos el proceso que se avecina con muchas ganas, ilusión y optimismo.

P.- Un presidente, con el ritmo de trabajo que ha de afrontar, ¿tiene tiempo de vigilar adecuadamente su salud, ir al médico, hacerse revisiones?
R.- Mis compañeros médicos me dicen que debería ir más a menudo. Sí que me hago un chequeo anual. Estoy bien de salud y practico deporte; antes hacía mucho, mucho más, pero ahora no tengo tiempo. Aunque sí que lo hago porque sigo la máxima de ‘mens sana in corpore sano’. Los sabios saludables son básicos en cualquier área de la vida. Creo que es necesario que quienes nos dedicamos al servicio público podamos dar ejemplo. Siempre que puedo me apunto a carreras solidarias y benéficas; todo lo que pueda para ayudar a estimular y difundir hábitos y comportamientos saludables.

P.- ¿Cuánto hace que no va al cine?
R.- Pues creo que no voy al cine desde antes de las elecciones de 2011. Creo que hay que tener prioridades y dejar de lado las aficiones, así como mucho tiempo que dedicaba antes a la familia y a los amigos. Pero creo que está bien invertido ese tiempo y que es lo que nos toca. Además, lo paga el orgullo de ser el presidente del Govern, y más en esta etapa tan complicada, en la que hemos tenido que tomar decisiones que ni nosotros mismos esperábamos.

P.- ¿Baleares tiene hoy, tras cuatro años de legislatura, una sanidad pública mejor, se han cumplido todas las expectativas?

R.- Ha mejorado en el sentido de que hemos podido mantener la sanidad pública, porque la CAIB cuando llegamos estaba en quiebra técnica. Habrá a quien le sorprenda y quien lo niegue. Pero cuando llegamos, los primeros días, nos encontramos que no podíamos pagar las nóminas… y venía una paga doble. Los afectados, entre otros, iban a ser los profesionales sanitarios. Esa noticia ya fue dura. Pero es que nos encontramos además que se debía de pagos a proveedores más de 1.500 millones de euros, más de 250.000 facturas sin pagar. Una parte muy importante era con proveedores sanitarios.

P.- Debieron ser duros aquellos momentos…
R.- Hay una imagen que jamás se me olvidará. El primer día que fui al Parlament me encontré con centenares de personas, las más débiles, discapacitadas, con dependencia, con riesgo de exclusión… que me decían, “tenemos que cobrar”. Y yo les preguntaba qué tenían que cobrar, porque a mí me habían dicho en el ‘cambio de carteras’ que todo estaba arreglado. Y justo enfrente de esos colectivos de discapacitados, de dependientes, nos exigían que pagásemos los mismos que pocos días antes estaban en el Govern. Nos encontramos la CAIB en quiebra y lo que hemos hecho es mantener y hacer viable la sanidad pública, que no era viable, que no se podía mantener y que al igual que el resto de la Comunidad estaba en quiebra.

P.- La financiación es una de las claves de la viabilidad de los servicios básicos. Usted ha formado parte de un frente con los presidentes de Murcia y Valencia para conseguir un modelo de financiación mejor. ¿Cómo está este proceso?
R.- Desde el primer minuto dijimos que Baleares tenía un sistema de financiación injusto, que no era además previsible, que no era transparente; un sistema que se había pactado para toda España entre el Gobierno de Zapatero y el de Montilla en Cataluña. Ellos llegaron a un pacto, del que luego se aprovechó Andalucía y luego el resto de las CCAA. Fui el primero que en la primera Conferencia de Presidentes reclamé una reforma de este sistema. Madrid y Baleares somos las únicas CCAA de aportadoras netas al Estado. Nos ha costado años, pero Hacienda ha reconocido que el sistema es injusto y que nosotros somos los más perjudicados. Ya se puso de manifiesto cuando exigí que se hicieran públicas las balanzas fiscales.

P.- Uno de los momentos más delicados de la Legislatura a nivel sanitario coincidió con la entrada en vigor de la reforma sanitaria, con las nuevas condiciones de acceso al sistema público de salud. ¿Ha valido la pena afrontar críticas como las de quienes decían que se pretendía liquidarla sanidad pública en toda España?
R.- Nosotros hemos tenido que gestionar. Y cuando uno gestiona ha de valorar todas las opciones, por difícil, complicada o que a nivel personal te pueda afectar sobre los índices de popularidad. Si hoy en día un político ha de estar pendiente de los índices de popularidad, mejor que se quede en casa. Creo que la gestión de este Govern está dando sus frutos y no solo en el ámbito sanitario. Queda mucho por hacer, pero la recuperación económica de nuestras Islas es la referencia de toda España. En 2011 nos encontramos unos presupuestos prorrogados de 2010, con una situación de que cada año los presupuestos se desfasaban en más de mil millones de euros que se gastaban y no se tenían y que pasaban a acumular deuda. Cuando llegamos no es que los intereses estuvieran muy altos, es que no teníamos opción porque los bancos no se fiaban de nosotros. El anterior Govern se gastó lo que no tenía, cuando no tuvo más dejó de pagar a los proveedores y luego emitió 320 millones en ‘bonos patrióticos’ porque ya no tenía a nadie que le fiara. Y nosotros hemos devuelto los bonos patrióticos y hemos pagado a los proveedores. En Sanidad había facturas que se pagaban a 752 días- ¿Cómo se explica eso a un proveedor, a un autónomo? Y hemos pasado de pagar a 752 días a pagar como término medio a 36 días. Eso también es gestión.

P.- ¿Qué hubiera pasado si no se hubiera hecho la reforma sanitaria, estaba la viabilidad del sistema público de salud en juego por la falta de sostenibilidad financiera?

R.- Sí, pero no solo la sanidad pública, el sistema que todos hemos conocido. Si no puedes pagar la sanidad, la educación, a los proveedores, las nóminas… ¿cómo puedes gestionar? Quiero aprovechar para dar las gracias a todos los funcionarios y a todos los empleados públicos que nos han ayudado muchísimo y especialmente al personal sanitario, que ha hecho un trabajo extraordinario.

P.- ¿Qué papel han desarrollado los profesionales sanitarios de los centros de salud y de los hospitales?
R.- Cuando expreso este agradecimiento y reconocimiento lo hago a médicos, técnicos, auxiliares, DUEs, ATSs y también al personal administrativo que está dando la cara ante la gente que llega a un centro sanitario. Ha sido fundamental la participación, la implicación y el compromiso de todos los profesionales sanitarios. Ha sido imprescindible. No lo hubiéramos logrado sin ellos. Estamos muy agradecidos. Hemos tenido un problema económico y los que no se merecían pagar y sufrir esta situación eran esos profesionales sanitarios. Todos ellos hacen su trabajo, ¿por qué no habían de cobrar por ello? Entre 2011 y 2013 la deuda sanitaria era de 500 millones de euros, según el informe del CES; y el déficit era de 270 millones de euros. Los presupuestos de 2015 incluyen el presupuesto sanitario más alto de la historia en Baleares. ¡Claro que necesitamos más! ¿Cómo lo hemos de hacer? Parando el gasto, no gastando lo que no tenemos y mejorando los ingresos. Y estoy seguro que cuando se afronte, como ha dicho el presidente del Gobierno, el sistema de financiación en la próxima legislatura, supondrá una gran mejora para todo el personal público.

P.- Los médicos de Baleares, que en muchos casos son de un prestigio internacional reconocido, esperan expectantes el diseño de una carrera profesional. Nos consta que su Govern está trabajando con sus representantes en este sentido- ¿Cuáles serán las líneas de esa carrera?

R.- Lo primero que he de reconocer es que no hemos podido aplicar la carrera profesional. Se lo dijimos a los representantes sociales y nos decían “pero es que es de justicia”. Y es verdad que lo es. Les dijimos que no podíamos comprometernos con algo que no estuviera justificado con una partida presupuestaria, para su tranquilidad, porque los políticos pasan, pero los profesionales quedan. Durante tres años les dijimos que no podíamos, pero los presupuestos de 2015 ya habilitan la carrera profesional sanitaria. Y hemos llegado a un acuerdo para que puedan recuperar el 25% de la carrera profesional que curiosamente les retiró el Pacto de Izquierdas en 2010.

P.- ¿Ha sido una legislatura dura a nivel personal, cómo le han tratado la oposición, los medios de comunicación, los movimientos sociales… cree que se ha sabido explicar todo lo que se hacía y que ha habido receptividad para informar con objetividad de todas las actuaciones, aciertos y errores incluidos?
R.- Seguramente no hemos explicado todo lo bien que hubiéramos querido ciertas decisiones que hemos tomado. Pero tampoco hemos tenido demasiada ayuda, hemos estado muy solos. La Oposición no nos ha dado ya no margen, porque en definitiva no lo necesitamos, sino que no ha realizado una sola –no dos, ni una –propuesta en positivo. Parece que todos los desastres del mundo son culpa nuestra. Algún error habremos cometido, pero yo no hablaría de ‘herencia recibida’ si no la tuviera. Me hubiera gustado más decir ‘gracias por todo esto que nos hemos encontrado’, pero no lo puedo decir, ni yo, ni la inmensa mayoría de los colectivos. Respecto a la imagen… Un presidente no ha de estar pendiente de eso. Y respecto a los medios de comunicación, le daré un dato: En la anterior legislatura, entre subvenciones y publicidad institucional se fueron 70 millones de euros. Esta legislatura, en subvenciones; cero euros; en publicidad institucional, cuatro millones de euros. Hay 66 millones de razones (las subvenciones que no hemos dado) por parte de determinados medios de comunicación, que todos sabemos quiénes son, para no hablar bien del presidente ni de su acción de gobierno. Pero lo vale. Si yo me he podido ahorrar 66 millones por no tener buena imagen, pues se han ahorrado. Y el político que piensa en su imagen hace lo que no ha de hacer.

P.- Como usted recordará la legislatura comenzó con amenazas de huelga y movilizaciones en el sector sanitario y en otros ámbitos. En cambio hemos tenido una legislatura tranquila y con paz social en el ámbito asistencial. ¿Cuál ha sido la clave?
R.- Trabajar mucho con el sector. Tomar decisiones consensuadas y tras arremangarnos y estar muchas horas. En materia de dependencia y de servicios sociales tenemos este año el presupuesto más alto de la historia de la CAIB: 141,5 millones de euros, un 56% más que en la anterior legislatura, pese a la peor situación económica. En materia de dependencia las evaluaciones por asistencia que nos encontramos tardaban casi cuatro meses. Hoy, en menos de un mes, los criterios de evaluación ya están hechos. El 80% de la gente pendiente de dependencia tiene su asistencia. Antes de que acabe la legislatura pagaremos todas las deudas pendientes en materia de dependencia que quedaban de la anterior legislatura y las que nos han correspondido a nosotros.

P.- ¿Tanto retraso había?
R.- Le contaré un drama: estamos pagando hoy ayudas de dependencia a los familiares de personas dependientes ya fallecidas. Todo esto lo ha hecho este Govern en el peor de los momentos. Pero no lo hemos hecho solos, porque en materia de dependencia, de discapacidad, hemos llegado a acuerdos con muchísimos colectivos. El Pacte aprobó una normativa que ponía en riesgo la subsistencia de las asociaciones, que mayoritariamente están gestionadas por familiares de los afectados. Nosotros modificamos esa normativa –a petición de ellos –para que pudiesen gestionar los recursos, que son públicos, porque nadie podrá atender mejor a los enfermos, a los afectados, que sus familiares. También a petición del sector hemos aprobado la Ley de Perros de Asistencia, después de que una señora me dice por el Facebook que no la dejan entrar en determinados locales o a determinados servicios o transportes públicos con su perro de asistencia. Y así mucha normativa redactada con los sectores.

P.- Entre las realizaciones de la legislatura se ha de mencionar la puesta en funcionamiento del nuevo Hospital de Can Misses y el proyecto de extensión del servicio de radioterapia a Ibiza. ¿Cuándo estará cerrado este tema?
R.- Contrajimos el compromiso de llevar el servicio de radioterapia oncológica a Ibiza-Formentera y a Menorca. Es un servicio de justicia social, porque si intentas cuadrar, los números no salen, pero ante este servicio, los números no importan. En Can Misses no había bunker. Les tuvimos que pedir a los técnicos que hicieran una modificación del proceso de construcción de nuevo hospital para poder ubicarlo. Mientras, lo que hemos hecho es buscar el servicio a un privado pero que cumple los máximos requisitos de calidad y garantía, supervisado por el Ministerio de Sanidad pero también por el Consejo de Seguridad Nuclear del Ministerio de Industria. El equipamiento está en proceso de licitación y han de ser los técnicos los que determinen de acuerdo a los informes, qué opción tomar. Algo donde los políticos no nos hemos de meter. Ya nos hubiera gustado que se hiciera antes.

P.- De hecho, uno de los objetivos sanitarios de esta etapa ha sido descentralizar servicios para hacer menos dependientes de Mallorca a las Pitiusas y a Menorca. ¿Cuál es el balance de este objetivo?
R.- Es positivo, pero todo es mejorable. En los presupuestos de 2015 hemos duplicado las dietas de todos los enfermos que han tenido que hacer desplazamientos por motivos oncológicos. Este año cobrarán el doble y lo cobrarán a tiempo. Otra cosa que hemos hecho es que en vez de que el enfermo viniera a ver al especialista a Mallorca, éste se desplace a Menorca o a las Pitiusas. Es más fácil, más cómodo para el enfermo y mucho más rentable. Esa decisión la tomamos tras encontrarnos a un enfermo en un avión que nos preguntó si no sería más fácil que viajara el médico en lugar de los pacientes.

P.- Usted es farmacéutico…
R.- [Interrumpe, se ríe:] Sí, ja, ja, ¿alguien no lo sabe…?

P.- …¿Esta circunstancia ha favorecido o dificultado el entendimiento con los farmacéuticos?
R.- Aquí he querido dar un paso atrás y algún compañero me lo ha criticado diciéndome ‘tú que eres de los nuestros deberías punyir más que nunca’ y yo le he respondido ‘precisamente porque soy de los vuestros he de estar más alejado que nunca’. Para que las decisiones se pudieran tomar de la mejor manera y con la máxima objetividad y que nadie pudiera decir lo que alguno se ha inventado. Hemos tratado a este colectivo, que es el mío, igual que a cualquier otro, con las mismas características de cobro, con los mismos criterios que otros proveedores de salud. En estos momentos el término medio de pago a proveedores es de 36 días, más de 700 días más rápido de lo que se cobraba antes.

P.- Se ha dicho que los presupuestos de 2015 son más sociales de la historia de Baleares. Háblenos de este enfoque.
R.- El 90% del gasto que se hace en las Consellerias corresponde a servicios sociales, educación y sanidad. Lo que hemos de hacer es gestionar del mejor modo los recursos para seguir manteniendo todos los principios del bienestar social entendidos como una prioridad máxima. Hemos tenido que dar prioridad a estas consellerias por encima de otras. Y debo decir que en el Consell de Govern todos los consellers, independientemente de su área de responsabilidad han visto que esto era lo lógico, que había que priorizar la educación, la sanidad y los servicios sociales. Por eso siempre digo que hay que cambiar el sistema de financiación de las Islas lo antes posible. Porque si el sistema de financiación cambia y mejora se inyectarían directamente los euros en estos tres servicios. Con buena gestión.

P.- ¿A qué se refiere?
R.- A que hemos hecho una reducción drástica de la Administración, pero manteniendo los servicios básicos, siempre y en todo momento. Baleares era la CA que más empresas públicas tenía por habitante. Había 185 y hemos eliminado 103, ahorrándonos todos 353 millones de euros, que han ido, directos hacia los servicios básicos y esenciales.

P.- ¿Los centros hospitalarios privados están cumpliendo con lo que usted esperaba de ellos, se han propiciado las sinergias adecuadas entre sanidad pública y sanidad privada durante este legislatura?
R.- Hemos hecho todo lo que se podía hacer. Y lo más importante que hemos hecho ha sido pagar a los centros sanitarios. Cuando llegamos uno de los proveedores a los que debíamos dinero era a los centros hospitalarios privados, a los que en la anterior legislatura se había derivado actividad hospitalaria y quirúrgica. Cuando llegamos nos vinieron a ver los responsables de las clínicas, a preguntarnos cuando cobrarían. Y nos dijimos: ¿Es que nunca dejará de llegar gente con deuda pendiente? Los centros privados se han adaptado mucho a la realidad; hemos visto últimamente como se han producido fusiones naturales. Y quiero hacer referencia a dos centros hospitalarios que son privados pero sin ánimo de lucro: El Hospital San Juan de Dios y la Cruz Roja, que los hemos incorporado a la red hospitalaria de las Islas Baleares, dando una estabilidad no solo a los pacientes, sino también a los profesionales que trabajan allí. Con el acuerdo alcanzado a 10 años saben que pueden desarrollar sus infraestructuras sabiendo que el Govern está a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar