El verano es la época más propicia para que las picaduras de insectos amenacen la salud de los niños

picaduras-ninosLas picaduras de insectos, y sus reacciones alérgicas entre los niños aumentan en verano, según recuerda la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Asma y Alergia Pediátrica (SEICAP), que aconseja a los niños con alergia a estos insectos, extremar la precaución en lugares al aire libre. “Es preferible evitar lugares con mucha vegetación y aguas estancadas, donde este tipo de insectos son más abundantes, sobre todo al atardecer, que es cuando tienen mayor actividad, y si es posible, no andar descalzos sobre el césped, no realizar comidas en el campo al aire libre y no utilizar ropas de colores llamativos, ni perfumes, para no atraer a los insectos”, según indica el doctor Juan Carlos Cerdá, miembro del Grupo de Trabajo de Educación Sanitaria de la SEICAP. Además, advierte que “es importante acudir de inmediato a un pediatra alergólogo en caso de reacción generalizada”.

Una de las reacciones alérgicas a picaduras más habituales es al veneno de himenópteros, es decir, avispas o abejas. “Aparecen rápidamente, a los pocos minutos después de la picadura y pueden ser de dos tipos, locales y sistémicas o generalizadas”, comenta el doctor Cerdá. Las locales se manifiestan con enrojecimiento, hinchazón y dolor de la zona afectada. “Aunque pueden ser muy intensas, si la inflamación no sobrepasa dos articulaciones, no son peligrosas y lo único que requieren es limpieza de la zona con agua y jabón, se puede aplicar amoniaco y frío local, además de tomar por boca, antihistamínicos y corticoides”, añade el especialista. Aveces, estas reacciones locales intensas dependen de una gran sensibilidad de la piel del niño que se llama dermografismo y no de una reacción alérgica.

Por su parte, las reacciones sistémicas implican gravedad y síntomas más allá de la zona afectada con la aparición de urticaria generalizada con habones y mucho picor, con inflamación de los ojos y la boca, estornudos y mucosidad, lagrimeo, dificultad para tragar y respirar, mareos, bajada de tensión y pérdida de conocimiento. Esto es lo que se conoce como reacción anafiláctica, que, en palabras del doctor Cerdà, “puede ser muy peligrosa para la vida. Si un niño sufre esta reacción hay que administrarle rápidamente adrenalina intramuscular, si se dispone de ella, además de corticoides y antihistamínicos y se debe acudir de inmediato a urgencias para valoración por el equipo médico y completar el tratamiento si fuera necesario. Finalmente, debe ser remitido al Servicio de Alergia Pediátrica que le corresponda, para que el caso pueda ser estudiado”.

La alergia al veneno de los himenópteros se desarrolla con el tiempo, y es poco frecuente en los más pequeños, ya que para que ocurra hace falta ser una persona atópica, genéticamente predispuesta, y haber recibido varias picaduras de abeja o avispa para quedar sensibilizado a su veneno. Sin embargo, una vez sensibilizado, en el siguiente mordisco aparecerán los síntomas de la alergia. Por ello, según Cerdá, “es importante estar pendientes de los niños, ya que a veces picadura de avispa o abeja puede pasar desapercibida”.

Un estudio reciente publicado en la prensa científica internacional afirma que la alergia al veneno de los himenópteros puede representar hasta el 34% de los casos de anafilaxia.

Todos los niños con alergia al veneno de estos insectos deben llevar, tal como aconseja el doctor Cerdá, “un botiquín que contenga adrenalina autoinyectable en pluma precargada, corticoides orales y antihistamínicos orales. Asimismo, deben saber autoadministrase la adrenalina si su edad lo permite, y sus padres tienen que estar adiestrados en el manejo de estos dispositivos, así como el personal de campamentos donde el niño pasa gran parte del verano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor, ayúdanos a promocionar la salud.

Al hacer clic en cualquiera de estos botones nos ayudas promocionar la salud.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar